DESMESURADA POTENCIA

DESMESURADA POTENCIA

PlayStation 5: Los datos filtrados revelan un auténtico monstruo técnico

La nueva plataforma de Sony pondría patas arriba el mercado de las consolas debido a las especificaciones que incorporaría.

PlayStation 5
PlayStation 5 | Atresmedia

Si tuviéramos que recopilar todos y cada uno de los comentarios que se han hecho en torno a PlayStation 5 seguramente podríamos escribir un libro. No obstante, parece que la propia Sony está mentalizada que pronto tendrán que realizar detalles concretos sobre su futura consola, más aún cuando Xbox One X está a la vuelta de la esquina, quedándose oficialmente con el título de “la consola más potente jamás publicada”; definición que a buen seguro a la empresa nipona no le hace ninguna gracia.

Tal y como han información desde el medio TweakTown, Sony ya estaría poniendo sus cartas sobre la mesa para dejar patas arriba el sector de los videojuegos con PlayStation 5. La revista asegura que la compañía japonesa estaría trabajando a nivel técnico en una consola que se alejaría por completo del formato actual, y predominante, de entender la arquitectura de las plataformas de sobremesa.

¿PlayStation 5? | GettyImages

Nintendo Switch, Xbox One o PlayStation 4, junto a plataformas de anteriores generaciones, han incluido una APU; es decir, procesador y GPU (Unidad de Procesamiento Gráfica) integrada. PlayStation 5 se desvincularía de este formato para separar CPU y GPU, dando así como resultado un arquitectura completamente idéntica a la de un PC.

El que CPU y GPU trabajen de forma independiente se traduce en una menor sobrecarga gráfica, dando así más posibilidades a los estudios para ofrecer un apartado visual semejante al que vemos en PC, pudiendo así alcanzar resultados como 60 imágenes por segundo, mayores resoluciones o un aspecto visual mucho más espectacular.

Xbox One X | Nintendo

Lejos de asegurar que simplemente CPU y GPU llegarán por separado a PlayStation 5, TweakTown se ha mojado para perfilar el tipo de “equipo” que montaría la consola. Si tenemos en cuenta que ésta podría aterrizar en el mercado para 2019 o 2020, no sería muy descabellado pensar en características como un procesador AMD Ryzen de 8 núcleos; una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070 y 16GB de memoria RAM; componentes que para aquellos que no anden muy puestos en el tema se corresponden con los de un PC de gama alta.

Parámetros técnicos que, en caso de Sony confirmar una arquitectura que separe CPU y GPU, supondrían un salto cualitativo de auténtico escándalo para el usuario de consola. Sony por ahora se ha referido a la sucesora de PlayStation 4 como una máquina con la que dará comienzo la auténtica generación. Por otra parte, y no menos importante, estudios tan destacados como Square Enix ya han confirmado que piensan en próximos proyectos con vistas a las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.