VER PARA CREER

VER PARA CREER

Jesucristo vs Buda; este país se queda sin videojuegos por culpa de los dioses

Algunas de las imágenes más representativas de las religiones han desatado la polémica en todo tipo de países.

Jesucristo y Buda
Jesucristo y Buda | GettyImages

Sobre videojuegos no hay nada escrito. A lo largo de los años muchos desarrolladores derrochan imaginación a la hora de crear sus proyectos. Hemos visto títulos que nos convierten en cabras, literalmente, con el fin de destruir todo cuanto está a nuestro alcance. Otros juegos nos llevan a interpretar el rol de una tostada y con ello recorrer la cocina hasta alcanzar la meta propuesta.

Hoy toca hablar de Fight of Gods, otra de esas rarezas que vemos cada cierto tiempo en la industria y que, como cabría esperar, nada a medio camino entre el videojuego viral y la polémica. Para aquellos que no estén puestos al día, Fight of Gods es un título de lucha que nos brinda la excepcional posibilidad de interpretar a un amplio número de imágenes religiosas. Desde Buda, pasando por Jesucristo o Moisés entre otros.

Fight of Gods | PQube

El juego, y que ha sido un rotundo éxito entre la comunidad de jugadores de PC, plataforma en la que puede adquirirse, no ha tardado en recibir duras críticas por parte de algunos países. Uno de ellos ha sido Malasia quien ha criticado duramente la propuesta de la obra tachandola de “denigrante para las religiones”.

El ministro de Malasia, Salleh Said Keruak ha salido a la palestra para hablar sobre Fighting of Gods. Sin pelos en la lengua, Salleh define al juego como un “producto que representa una enorme amenaza para la unidad racial y la armonía”. Palabras que, como era de esperar, han llegado a oídos de los desarrolladores de Fight of Gods, PQube.

Fighting of Gods | PQube

A través de un comunicado, el estudio se mostró “totalmente decepcionado con la falta de libertad que se brinda a todo el mundo, en especial en Malasia. Sin embargo, respetamos las reglas y la censura impuestas en cualquier territorio”. Y es que a las pocas horas de las declaraciones de Salleh, tanto Fight of Gods como Steam, plataforma en la que jugar al título en PC, se encontraban totalmente bloqueadas en el país.

La sanción duró un total de 24 horas, tiempo suficiente para que desde el gobierno malayo pidiera la retirada del juego de Steam, volviendo así la plataforma a estar disponible en su país. “Los malayos respetan todas las sensibilidades culturales y religiosas, pero la distribución y venta de juegos religiosamente insensibles y blasfemos debe ser detenida de inmediato”; explicaba la Comisión de Comunicaciones y Multimedia de Malasia a uno de los periódicos del país.

 

No es la primera vez que Malasia se ve involucrada en una polémica similar. En 2013 y con motivo del lanzamiento de Grand Theft Auto V para Xbox 360 y PlayStation 3, un miembro del parlamento del país pidió la total prohibición del juego de Rockstar debido a su referencia a la violencia, sexo y drogas.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.