QUE NO SE DETERIORE

QUE NO SE DETERIORE

5 trucos básicos para limpiar tu consola y no estropearla

Tras gastar una buena cantidad de dinero para hacernos con una consola, lo ideal es que la cuidemos para no tener que volver a desembolsar otra cantidad de dinero en comprar otra por deterioro.

PS4 sucia
PS4 sucia | Reddit

Limpiar nuestra consola es imprescindible si queremos que esta nos vaya a durar varios años. Hoy en día las consolas se asemejan más a un ordenador, contando con un gran número de piezas en las que se acumulan polvo y suciedad con el paso del tiempo. Os ayudamos a identificarlas y mantener vuestras consolas tan limpias como el primer día.

Limpiar de fuera hacia dentro

A nivel general, toda consola suele tener sus propias rejillas de ventilación, sitio en el que habitualmente se acumula el polvo que no llega a salir de la consola ni con el ventilador. Sin abrir la consola, con cierto cuidado podemos utilizar una aspiradora para ir sacando todo ese polvo interior.

Aspiradora | Pixabay

Mantener la carcasa intacta

Por otra parte, la carcasa o parte exterior de la consola también puede acumular suciedad y humedad que, si nos descuidamos, podría afectar al interior de la máquina. Para evitar esto, no vendrá mal que pongamos la consola siempre en un lugar seco y fresco, además de colocar un paño que tape la máquina cuando esta no esté en funcionamiento. Y por supuesto, es imprescindible limpiar la consola cada cierto tiempo, para lo que podemos usar productos de limpieza multiusos, secando por completo la consola tras la limpieza.

Usando un CD limpiador

Una de las parte más difíciles de limpiar es el interior de un lector de CD/DVD/Blu Ray. Para esto tenemos dos soluciones; o bien abrir el propio lector y limpiar manualmente la lente (con toda la complejidad que esto conlleva), o utilizar un CD limpiador. Con solo introducirlo y dejarle que actúe un breve tiempo, el lector debería quedar limpio.

CD | Agencias

Abriendo la máquina

También tenemos la opción de abrir la consola, y aquí tenemos que tener cuidado. Para empezar, las consolas normalmente vienen cerradas hasta el punto de necesitar herramientas especiales para abrirlas. Solo si sabemos cómo abrirlas sin llegar a estropearlas en este proceso, podemos limpiar la máquina en cuestión. Una vez abierta, podremos encontrar múltiples recovecos en los que se acumula la suciedad. Para retirarla, podemos emplear cepillos, pinceles, aunque siempre con cuidado de no mover nada de sitio y no llegar a dañar ningún componente.

Usando aire comprimido

Incluso con una aspiradora o tocando la propia suciedad con otros objetos, en las máquinas siempre hay suciedad que se mantiene incrustada. ¿Cómo deshacernos de ella? Pues con aire comprimido. Tanto si es en el componente electrónico como si la usamos en los ventiladores de la consola, notaremos la suciedad irá saliendo muy fácilmente de la máquina. Con todo esto hecho, sin duda nuestra consola durará mucho más tiempo sin deteriorarse.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.