AGÁRRALOS COMO PUEDAS: MEJORES MOMENTOS

AGÁRRALOS COMO PUEDAS: MEJORES MOMENTOS

La prueba del aliento

La prueba más cruel y dura de la que hemos visto hasta ahora. El perdedor tenía que oler el aliento de los transeúntes y adivinar que habían comido. La cara del pobre Quinn no tiene desperdicio

Esta semana, las gamberradas son de nota, no se cortan un pelo. Les veremos vendiendo camas en Ikea, liándola en la playa con los pobres bañistas e intentando vender su propia autobiografía. Pero la prueba de las pruebas fue es la que tuvo que sufrir el pobre Quinn por perder. Tuvo que oler el aliento de las personas que pasaban por el parque y adivinar qué había comido. El pobre casi vomita, las caras no tienen desperdicio. Te vas a morir de asco o de risa, una de dos.

Los mas vistos

Bebés y Mamás

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.