PURA MAGIA

Shiratani Unsuikyo: El precioso bosque japonés que inspiró a 'La Princesa Mononoke'

Los cedros así como la paz que emana en este bosque fueron algunas de las razones que inspiraron a Hayao Miyazaki y Studio Ghibli a crear a la ‘Princesa Mononoke’.

La Princesa Mononoke

La Princesa Mononoke Studio Ghibli

Publicidad

La isla de Yakushima es uno de los destinos de Japón más desconocidos en muchos aspectos y que, sin embargo, cuentan con una belleza natural capaz de dejar sin palabras. Se trata de un destino único que, al ser visitado, transmite paz y sensación de que en ese lugar habita la magia. Por ello, no es de extrañar que este lugar destaque por dos razones fundamentales: sus bosques, los cuales se han convertido en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como ser el lugar que inspiró a Studio Ghibli en el año 1997 a crear el anime ‘La Princesa Mononoke’.

Si bien en esta zona existen muchas zonas repletas de bosques, la más famosa es la de Shiratani Unsuikyo, lugar en la que el director de Studio Ghibli, Hayao Miyazaki, pasó bastante tiempo junto a su equipo para la creación de la película. Fueron muchas las visitas que realizaron al lugar, hasta el punto de que hay zonas reconocibles como el monte Oita, lugar que inspiró al equipo a crear la escena desde la que Ashitaka y el lobo contemplan las preciosas vistas de la extensión forestal.

Las maravillosas vistas de Shiratani Unsuikyo que inspiraron a Studio Ghibli

Uno de los puntos que hace más destacable este lugar es como sus paisajes están cubiertos de musgo, transmitiendo a todos sus visitantes esa sensación de que se encuentran en un mundo de fantasía, hasta el punto de sospechar que los espíritus del bosque aparecerán en cualquier momento. Después de todo, las sorpresas parecen estar más que presentes en este cañón de 424 hectáreas donde hay cedros de tal antigüedad que parecen haber visto el inicio del lugar.

Cada uno de estos cuenta con un cartel en el que se relata su historia, origen, así como años de antigüedad. Para alcanzarlos es tan sencillo como seguir el sendero de Shiratani, a pesar de que se proponen varias rutas distintas. Estas nos trasladan a distintos puntos del bosque, con más o menos horas de camino, aunque con secretos únicos en cada uno de ellos ya que presentan distintos lugares de interés para los fans de Studio Ghibli.

Este es un destino único para todos los fans ya que, aquel que se anima a ver sus bosques, puede comprender por qué Hayao Miyazaki se enamoró de este lugar o por qué lo tomó de inspiración para su película. De hecho, un vistazo desde el mirador de Taikoiwa permite comprobar cómo Studio Ghibli no se cortó a la hora de ser detallista, para no solo incluir la impresionante imagen presente en el valle, sino lo fiel que fue la interpretación con sus bosques y cada curva que da forma al lugar.

Todos aquellos que han visitado el lugar afirman sentir que este tiene vida y que, al igual que sucedía con ‘La Princesa Mononoke’, dan ganas de proteger su naturaleza. Todo en este lugar tiene ese aire místico y natural que es capaz de hacernos sentir que criaturas mágicas como las que se presentan en la película pueden descansar pacíficamente en el lugar, lejos de miradas indiscretas y protegiendo un bosque con miles de años.

Neox Games » No solo Manga

Publicidad