Las mascotas son ahora parte de muchas familias que las adoptan y cuidan con cariño. Dicen que las personas que viven con mascotas viven más felices y ciertamente muchas de ellas nos entregan su cariño sin miramientos, ya sean gatos, perros u otro tipo de animales. Si bien los gatos y los perros son los más habituales y las razas más y mejor acostumbradas a vivir con el hombre desde hace miles de años.

Pero no sólo las personas son más felices cuando tienen una mascota dócil en casa, también las mascotas cambian su comportamiento. Ellas cambian después de estar en un hogar que les proporciona cariño y cuidados, y gran prueba de ello son las fotos compartidas por el usuarios japonés @00bibibi por medio de Twitter. El protagonista es un gato munchkin, una raza de gatos con piernas pequeñas surgida por una mutación genética, con unas hermosas rayas naranjas.

 

Las fotos están tomadas con un año de diferencia: dos de ellas muestran al gato con una facción nerviosa y desconfiada. Las dos tomadas un año después muestran un gato relajado, juguetón y cariñoso con sus dueños. Antes de ser adoptado el gato había estado en la tienda de mascotas durante todo un año, sin que nadie quisiera comprarlo. Llegó a estresarse tanto que perdió el pelo al frotarse contra la jaula en donde lo tenían de forma constante.

Después de un año el gato ha tenido un cambio drástico en su comportamiento, su cara es totalmente diferente en cuanto a la expresión e incluso su pelaje es esponjoso y exuberante. Incluso en una de las fotos se está revolcando por el suelo exponiendo su barriga, algo que nunca haría un felino desconfiado.

 

La imagen del gato se ha hecho viral en las redes sociales niponas y otros usuarios han compartido fotografías de sus mascotas mostrando también un importante cambio. Podemos ver a otro gato y a un perro, un precioso Shiba Inu de color naranja que incluso parecía estar algo desnutrido. No hace falta ser un experto en Nintendogs Cats de Nintendo 3DS para ver el brutal cambio que han sufrido estos animales.