La comida asiática es probablemente una de las gastronomías que más platos ha incluido en nuestra alimentación en las últimas décadas. El ramen, el udon, katsudon, los rebozados de tempura o incluso el sushi, son ahora especialidades que no sólo buscamos en restaurantes y establecimientos de todo tipo, también nos animamos a hacerlos en casa. Lo más exótico de la comida japonesa, coreana y china ha llegado a nuestras casas para quedarse.

Como es natural, conocemos las recetas gracias a los muchos vídeos y artículos en Internet que nos enseñan a hacer los platos. También intentamos replicar al 100% la experiencia comiendo dichas comidas con el cubierto tradicional de Asia, los palillos chinos. Sin embargo, los palillos chinos es una generalización y has de saber que los mismos son diferentes dependiendo del país: China, Corea o Japón tienen sus propias versiones de estos palillos que usan para alimentarse.

Aunque su origen es chino, con el tiempo esta herramienta para comer se fue extendiendo a otras culturas, como la japonesa, la coreana, la vietnamita o la tailandesa. En la actualidad es común verlos de plástico o madera, aunque existen otros materiales para su realización. Tradicionalmente eran de bambú, de hecho, la palabra china para referirse a los palillos es kuàizi, que significa "los objetos de bambú para comer rápidamente".

Palillo clásico de Japón | Pixabay

Los años y la cultura los han ido moldeando, y aunque por supuesto cualquiera de ellos servirá para llevarse un buen manjar a la boca, sí es cierto que los ciudadanos de dichas culturas prefieren los palillos a los que están acostumbrados. Por tanto, encontramos diferencias en los palillos chinos, japoneses, coreanos y vietnamitas.

  • En China prefieren los palillos bastante largos y de madera, que se van estrechando en una punta redondeada.
  • Los japoneses también los prefieren largos y de madera, aunque estos se estrecharán y terminarán en una punta mucho más puntiaguda.
  • Por su parte, los palillos coreanos son más cortos que los dos anteriores y, en la actualidad, se hacen de metal. Finalmente terminan estrechándose en un extremo romo. Por supuesto, existen versiones de madera.
  • Los palillos vietnamitas tienen un tamaño medio, entre los coreanos y los japoneses, aunque estos normalmente son más planos y terminan en un extremo romo. Aunque tradicionalmente se hacían de madera, en la actualidad lo normal es verlos de plástico.

Palillo vietnamita | Pixabay

En Japón se utilizan al año 24.000 millones de pares de palillos para comer, sin embargo sigue lejos de China, con nada menos que 45.000 millones de pares de palillos. Sólo para abastecer la demanda de palillos chinos se necesitan cortar unos 25 millones de árboles, por ello ahora los gobiernos están promoviendo el uso de palillos de metal reutilizables.