Semanas y meses de confinamiento nos han hecho ganar algunos kilos de más, aunque es cierto que durante estas semanas de encierro han aparecido en Internet y redes sociales un buen número de entrenadores personales que han puesto sus clases de ejercicios a disposición de todos. Ejercicios que todos podemos hacer en casa durante una o dos horas al día, y que nos ayudan a mantenernos en forma aunque no podamos salir a la calle a hacer ejercicio (esto depende de la fase del “desconfinamiento”).

Pero sabemos que en Japón están acostumbrados a hacer las cosas de forma un tanto diferente, así que la entrenadora personal que se ha puesto de moda en las redes sociales niponas durante esta pandemia no es real. Sí, nuevamente el mundo del anime se mezcla con el real para crear una entrenadora personal e idol pop hecha por medio de CGI. Se trata de Creamy Mami, personaje de Creamy Mami, the Magic Angel.

 

La licencia Creamy Mami se emitió originalmente en Japón en julio de 1983 hasta junio de 1984, convirtiéndose en una de las primeras franquicias anime del género maho-shojo. Yu Morisawa era su protagonista, una joven de 10 años que podía convertirse en Creamy Mami, una idol pop de 16 años. Pero durante esta pandemia el anime no se ha hecho conocido, sino los vídeos de ejercicios de este personaje, bautizados como "ejercicios cremosos".

 

Existen varios tipos de vídeos según el rango y la forma física. Por ejemplo, tenemos el vídeo para principiantes, que utiliza la canción del opening "Delicate ni Suki Shite". El vídeo para rango medio suena con la canción "Amor Sarigenaku" y, por último, el vídeo para profesionales. Este cuenta con el tema "Pajama no mama de", que sirvió como ending de la primera serie.

 

Con un estilo anime de los años 80, la actualización CGI está creada por los especialistas en modelado virtual Gugenka, junto al estudio de animación original de Creamy Mami, Pierrot, y la firma de marketing East Field.