El japonés es uno de los idiomas más ricos del mundo y, de hecho, tienen palabras para describir muchas cosas que nosotros sólo podemos nombrar con una frase. Por ejemplo, Komorebi son los rayos de sol que se filtran entre las hojas de un árbol, o sakurafubuki es el baño de pétalos de la flor del cerezo en el cambio de estación.

Pero no sólo de palabras peculiares y bellas vive el japonés, también es un idioma en el que podemos decir una misma cosa de muchas formas diferentes. Un gran ejemplo es la palabra padre, que tiene hasta 10 formas de decirse en Japón. ¿Las conoces todas?

  • Otou-san - La más clásica y conocida de todas, usada de forma habitual en películas y series.
  • Tou-san y tou-chan - otou-san es en sí mismo un prefijo que aumenta la cortesía, por lo que puede eliminarlo y solo decir estas dos formas.
  • Chichi - La forma más neutral de decir padre en japonés, por lo general la forma en que las personas se refieren a su padre cuando son adultas.
  • Papa - Muy parecido a nuestra forma de decir papá. Esta palabra procede evidentemente de Europa, pero ahora ellos también la entienden perfectamente. Eso sí, es más para niños y niñas pequeñas.
  • Oyaji - Es un término general para referirse a un hombre de mediana edad o un anciano, aunque también se usa para padre.
  • Oton - Una forma rústica de referirse al padre de la familia. Para alguien de Tokio, es propio de las personas del campo. Bastante común para personas que hablan el dialecto de Kansai, también en Osaka.
  • Chichiue - Una forma de hablar extremadamente anticuada, prácticamente la forma en la que los samuráis dirían padre.
  • Chichioya - Un término útil para hablar de los padres en un sentido general o social, por ejemplo, en una declaración escrita. Especialmente para hablar de los padres de otras personas, no del de uno mismo.
  • Otou-sama - Mucho más formal, añadiendo un grado más de cortesía.
  • Otou-chan - Utilizado como una forma cariñosa de llamar al padre dentro de una familia. Más utilizado por los niños pequeños.

Por supuesto, algunas de estas formas son extremadamente raras y no suelen escucharse en una ciudad como Tokio, sin embargo, todas y cada una sirven para referirse a padre. Quizás en nuestro idioma podamos llegar también a las 10 palabras, siendo el castellano una de las lenguas que también se distingue por su riqueza y variedad, debido al gran número de culturas que han habitado nuestro país a lo largo de su historia.