Los días en confinamiento a causa del coronavirus, ya sea obligatorio o voluntario, no son días comunes y normales y, por supuesto, nos hacen estar más tiempo en casa de lo normal. Muchos han tenido la suerte de pasar estos días con sus familiares, viviendo en familia esta larga espera hasta la desescalada y la "nueva normalidad". Sin embargo, para otros ha sido toda una prueba de fuego acelerada, una forma de saber si viven en perfecta armonía con sus parejas. No hay mayor prueba de convivencia que dos meses de encierro en casa juntos...

Al confinamiento voluntario en Japón se le conoce como jishuku, ya que recordemos que las leyes del país le prohíben al gobierno decretar un confinamiento obligatorio. Pero muchas personas han seguido las recomendaciones de no salir de casa, pasando las familias más tiempo juntas de lo que es habitual. El sitio de información financiera japonés MoneyKai, quiso saber cómo la recomendación de quedarse en casa afectaba a la vida de las familias, preguntando a 525 mujeres casadas de todo el país.

Por supuesto la mayoría de las encuestadas se alegraron de tener a sus parejas en casa tanto tiempo, la mayoría teletrabajando muchas horas. 346 mujeres que dijeron que podían pasar más tiempo con sus parejas, y el 67% de ellas estaban realmente contentas por este hecho. La mayoría aseguraban que podrían tener más tiempo libre juntos y, adicionalmente, sus parejas también podrían ayudar más con las tareas de la casa y el cuidado de los niños. Debemos recordar que Japón sigue siendo un país muy tradicional, en donde muchas mujeres dejan sus trabajos para cuidar de los niños, mientras los maridos se ocupan del sustento económico.

Relación de pareja | Pixabay

Un sorprendente 33% de las mujeres dijeron que estaban infelices al pasar tanto tiempo con sus parejas en casa. Más de la mitad aseguraron que era por que se sentían estresadas al no tener suficiente tiempo para ellas mismas o para relajarse. El 23% no estaba contentas porque sentían que su carga de trabajo había aumentaba y no estaban recibiendo ayuda en casa, mientras que el 12% habían ganado estrés al preocuparse por el dinero y el futuro.

Algunas mujeres apuntaron otros motivos, como "tengo que enfrentarme partes de su personalidad que solía ignorar", refiriéndose a su pareja. Y es que vivir tanto tiempo encerrados con una persona, sin duda, hace aflorar aspectos que normalmente comprendemos tras años de convivencia.

Alrededor del 30% de las mujeres encuestadas dijeron que se habían acercado mucho más a sus parejas pero, lamentablemente, 29 encuestadas de las 525 mujeres dijeron que sus relaciones empeoraron.