Neox Games » Cultura Gamer

LEYENDAS JAPONESAS

Descubre a los dos monstruos Nessie que inspiraron a un famoso Pokémon

A lo largo del mundo hay repartidos varios Nessie en diferentes países, siendo la mayoría de ellos del aspecto de un plesiosaurio.

Publicidad

Aunque tiene la fama, el monstruo del lago Ness -mejor conocido como Nessie, no es único en su especia. Hablamos de especie como monstruo de lago mitológico que alimenta las historias de vecinos y pescadores del lugar y que, por supuesto, son fuente importante de ingresos turísticos en las zonas en donde supuestamente habitan. A lo largo del mundo hay repartidos varios Nessie en diferentes países, siendo la mayoría de ellos del aspecto de un plesiosaurio.

Uno de los Pokémon más famosos, de hecho, está basado en estos monstruos de lago. Hablamos de Lapras, un plesiosaurio con concha que ya estaba disponible desde la primera generación de Pokémon. Siendo uno de los animales más famosos de la criptozoología es de cajón que un monstruo de la licencia de Nintendo esté basado en ellos. Pero no tiene por qué estar basado en Nessie necesariamente; de hecho en Japón son conocidas dos leyendas similares en sus lagos. Dos leyendas de fama mundial y de las que se hicieron programas en la televisión del país.

Plesiosaurio | Pexels

El monstruo Kussie (Lago Kussharo)

El Lago Kussharo se encuentra en el Parque Nacional Akan, en una gran caldera volcánica de más de 20 km de diámetro, situada en Hokkaidō, la segunda isla más grande de Japón y una de sus prefecturas. Este lago es el segundo más grande de Japón y el más grande que se congela en su totalidad en invierno -con hasta 117 metros de profundidad-.

En 1974 imágenes tomadas en el lago mostraban a una extraña criatura moviéndose a través del agua a una velocidad vertiginosa; a esta criatura se le llamó Kussie. En septiembre de 1974, un grupo de 15 testigos reportaron haber sido sorprendidos por un animal muy grande, triangular y con la piel brillante, como relucientes escamas, que se desplazaba bajo la superficie del agua a una velocidad parecida a una lancha a motor. Los avistamientos de turistas y marineros fueron constantes en los 70 y 80, incluso en los 90.

En agosto de 1973 un grupo de 40 estudiantes de secundaria y sus profesores, aseguran que una gran criatura nadaba no lejos de la costa. Y en julio de 1974, el caso más famoso, el señor Wada, un agricultor de la zona, aseguró que un extraño animal enorme y oscuro, con dos jorobas que se separaban por unos 4 metros, nadaba por el lago. Estos avistamientos no hicieron otra cosa que promover una "caza del monstruo" que en varias ocasiones reportó datos interesantes. Algunos barcos con sonar reportaron el hallazgo de algo grande de 15 a 20 metros en las profundidades.

lapras | lapras

El monstruo Issie (Lago Ikeda)

En esta ocasión nos vamos hasta el Lago Ikeda, situado en la Isla de Kyushu, la tercera más grandes del archipiélago japonés. En este lago habita o habitaba el segundo plesiosaurio que supuestamente se encontraba en Japón, siendo este llamado Issie. Obviamente todos siguen el esquema del nombre de Nessie, pues así es mucho más fácil reconocer qué tipo de leyenda es. Además, las zonas en donde se encuentran estos animales son conocidas por la llegada de turistas deseosos de verlos y las localidades incluso abren pequeños museos con la historia de estas leyendas.

La leyenda de la zona nos dice que Issie en realidad era una yegua blanca que tenía un pequeño potro y vivían juntos en la orilla del lago Ikeda. Cuando un samurái capturó al potro y la yegua no pudo encontrarlo, saltó desesperada al lago, convirtiéndose en un plesiosaurio. Desde entonces este monstruo emerge del agua de vez en cuando para ver si su potro se acerca a la orilla.

Nuevamente los avistamientos de este monstruo son constantes entre los 70 y los 90. El primero fue en 1978, siendo avistado por un hombre llamado Matsubara. Ese mismo año hasta 20 avistamientos por personas diferentes fueron contabilizados, aunque por supuesto no existieron pruebas evidentes de su certeza. Hablaban de una criatura negra, con dos jorobas, nadando en el agua. A principios de los 90 se publicó un supuesto vídeo con imágenes en movimiento del monstruo, pero tenía demasiada poca calidad como para darse por certeza.

Publicidad