Sin duda hablamos de una de las consolas más exitosas de la historia: la línea de portátiles Game Boy, iniciada en 1989 y continuada en 1998 con la versión en color. Sí, si hacemos las cuentas Game Boy Color cuenta con 22 años a sus espaldas, se considera una portátil retro y, durante muchos años, una de las consolas más exitosas de Nintendo. En su momento tenía la capacidad de mostrar simultáneamente 56 colores en la pantalla, lo que podría no parecer mucho en los tiempos modernos, pero para la época era una tecnología de videojuegos increíble.

De hecho, Game Boy Color era una portátil muy avanzada en muchos sentidos, pudiendo incluso tomar fotografías o imprimir sus imágenes por medio de un periférico similar a una impresora. Sin embargo, 22 años después muchos usuarios han descubierto sorprendidos que esta consola portátil también podía servir para controlar uno de los electrodomésticos más usados de la casa, especialmente en verano: el aire acondicionado.

Game Boy Color incluía en su hardware un novedoso transmisor / receptor de infrarrojos, uno de los métodos de comunicación cercanos e inalámbricos para conectarse con otros aparatos. Los jugadores de la época lo recordarán bien, ya que por ejemplo algunos juegos sacaban partido de esta tecnología para comunicarse con otras Game Boy Color. Pero era una funcionalidad que a menudo los desarrolladores pasaban por alto, no siendo demasiado utilizada.

 

Sin embargo, el usuario JinGen Lim recordó que su Game Boy Color disponía de este método de comunicación, así que quiso transformar su portátil y darle un nuevo uso al transmisor IR. Game Boy Color emite destellos de luz invisibles a simple vista, al igual que un mando a distancia, y con una pequeña investigación este técnico pudo determinar el tipo de flashes que envía Game Boy.

Lim reprogramó un cartucho no oficial de la época para permitirle enviar señales de infrarrojos de su elección utilizando los botones y el d-pad, haciendo que sus señales coincidieran con las reconocidas por el aire acondicionado que utiliza en casa. ¿De dónde sacó Lim la inspiración? Resulta que otro juego de la época, como Mission Impossible, también usaba las funciones de infrarrojos de la consola para ofrecer un mando universal de televisión, permitiendo cambiar los canales.

Algunos de los secretos más particulares de esta consola portátil retro, uno de los mayores éxitos de Nintendo.