Japón es uno de los países más fascinantes a la par que peculiares a la hora de visitar. Podemos encontrar zonas increíbles, una cultura totalmente diferente a la occidental y una forma de entender la vida que a más de uno chocara en un primer contacto. Por supuesto es imposible no hacer referencia a la pasión de los japoneses por la tecnología y determinadas marcas, una de ellas Pokémon.

Pokémon se ha convertido para muchos en un estilo de vida, parte ya de la cultura pop. En Japón, país de nacimiento de la saga, podemos encontrar desde locales y otras referencias temáticas a la misma. No obstante, tenemos que remontarnos a 2018 cuando la prefactura de Kagawa y The Pokémon Company sorprendieron al mundo nombrando a la criatura Slowpoke como embajador.

Muchos quedaron estupefactos, más aún al realizarse la noticia con su propio evento de prensa. Para desgracia de unos y alegría de otros, todo quedó en una broma del día de los inocentes… o no. En los últimos días el bueno de Slowpoke ha aparecido en innumerables alcantarillas de la prefactura citada. Todas ellas decoradas con diseños muy originales y que a más de uno le gustaría tener para su pueblo y ciudad.

 

Y es que lo que comenzó como una simpática broma parece que al final se ha convertido en realidad, siendo Slowpoke el embajador de Kagawa. Eso sí, no es el primer caso similar que deja a la franquicia de Game Freak. La prefactura de Miyagi también ostenta el privilegio de contar con una criatura Pokémon como embajadora, en este caso Lapras.

 

La saga Pokémon volverá este 2019 a los videojuegos por todo lo alto. Pokémon Espada y Escudo es el título que aterrizará el próximo 15 de noviembre para Nintendo Switch. Viajaremos a Galar, un continente cargado de aventuras, criaturas para capturar y por supuesto nuevo contenido que hará las delicias de los veteranos fans de la marca.