Neox Games » Cultura Gamer

SIMPLEMENTE ESPECTACULAR

Esta sala recreativa reta a los visitantes a superar una aventura antes de jugar

Si vamos a Japón, tenemos mucho por descubrir, y recientemente se ha hecho viral un vídeo que demuestra que todavía no está todo inventado.

Pad

Envato Pad

Publicidad

Otro de los destinos predilectos por los japoneses y por los turistas que visitan Tokio es, sin lugar a ninguna duda, los salones recreativos. En este tipo de servicios descubrimos un gran conjunto de máquinas o juegos, en los que por una pequeña cantidad de dinero, podemos disfrutar de varios minutos de entretenimiento. Es, por decirlo de alguna manera, el cielo de los verdaderos aficionados a los videojuegos.

Desafortunadamente, debido a la pandemia provocada por la covid-19 algunos de los mejores salones recreativos de Japón tuvieron que cerrar sus puertas por razones más que obvias. Ha sido una época muy difícil para todos, y teniendo en cuenta que este tipo de espacios suelen ser reducidos, con poca ventilación y no hay manera de asegurar la distancia de seguridad recomendada, en aras de la seguridad pública muchas de ellas decidieron que la mejor opción era retirarse de este tipo de negocio.

Sin embargo, no todo son malas noticias, ya que poco a poco vamos recuperando la normalidad y recientemente han inaugurado una nueva manera de experimentar el mundo de los videojuegos. La apertura de este nuevo salón recreativo es tan espectacular, que nos demuestra que todavía no está todo inventado.

 

Tal y como se puede ver en el vídeo publicado en Twitter por el usuario japonés Kagura Moimoivr, se trata de una de las salas de juegos más extrañas e increíbles que podamos llegar a conocer. Se conoce como Almacén Iwatsuki, se encuentra en la prefectura de Saitama y aunque la entrada no dice mucho, lo que verdaderamente impresiona es su interior.

Se abren las puertas y el usuario recorre unos pasadizos 100% naturales; un santuario de piedra, bambú, puentes de madera, estalagmitas y estalactitas que nos transportan a otro mundo. No se parece nada a los salones recreativos que tenemos como idea preconcebida, pero no tarda mucho en subir unas escaleras y abrir las puertas que nos llevan a las máquinas de juegos.

Publicidad