Neox Games » Cultura Gamer

RESCATE INESPERADO

El extraño motivo que llevó a un piragüista a rescatar en alta mar a una profesora y sus alumnos

¿Qué podría llevar a un piragüista a rescatar a una profesora de yoga y sus alumnos? Una mala decisión tomada por la clase.

Piragüismo

Pixabay Piragüismo

Publicidad

Si bien Japón puede contar con todo tipo de opciones para que queramos viajar al mencionado país en algún momento de nuestra vida, también cuenta con una amplia serie de historias que nos pueden echar un poco para atrás. Esto se debe a que, ya sea por cultura o porque parece un destino abierto a vivir todo tipo de inesperadas situaciones, nos hemos encontramos con todo tipo de anécdotas extrañas, como es el caso del hombre ruso que cruzó a nado para tratar de encontrar protección en Japón.

Sin embargo, y una vez más relacionado con el mar, las anécdotas más extrañas suceden de la forma más inesperada. Para ello, vamos a proponerte una extraña situación para que te imagines que eres un piragüista. Piensa que estas tranquilo, disfrutando del entorno y, de pronto, te encuentras a una profesora de yoga y sus alumnos siendo arrastrados por el mar. Parece un sueño, ¿verdad? Pues esto es lo que se ha vivido en Kanagawa.

Yoga
Yoga | Pixabay

Una clase de yoga que ha acabado siendo un completo peligro

Para contar esta historia nos remontamos al momento en el que la Guardia Costera de Shonan, en Kanagawa, recibió un mensaje a las 15:55 horas de lo más extraño. En este se les indicaba que un grupo de personas que estaban practicando remo cerca de la costa del puerto pesquero de Chigasaki, al sureste de Tokio, se había perdido en el océano y no podían regresar.

Este curioso grupo estaba compuesto por una profesora de yoga de aproximadamente 50 años y sus cuatro alumnos. Estos habían decidido dejar atrás la playa sobre las 15 horas para practicar yoga en el mar con intención de relajarse y disfrutar de la calma. Sin embargo, después de meditar sobre sus tablas de remo se encontraron con que habían sido arrastrados 500 metros mar adentro. ¿Lo peor? Que no tenían ninguna forma de regresar.

Barca
Barca | Pixabay

Después de tratar de llamar, envió un mensaje de auxilio

En un principio la compañía trató de llamar a la operadora de la ciudad. Sin embargo, su móvil no daba la cobertura suficiente para este objetivo. Por ello, decidió marcar al 118 para poder comunicarse con la guardia costera japonesa en busca de la deseada ayuda. Sin embargo, esta no llegó a tiempo pues sobre las 16 horas un piragüista vio a las cinco mujeres varadas y decidió remolcarlas de vuelta a la orilla.

Si bien esta historia ha acabado con un final feliz y sin heridos de por medio, tanto estudiantes como usuarios de internet han mostrado su completo desacuerdo con la situación. Después de todo, los alumnos se han encontrado con una peligrosa situación que podía haber acabado mucho peor por impartir una clase en un lugar peligroso y sin ningún tipo de seguridad, como tener sus canoas amarradas.

Publicidad