La última generación de Pokémon disponible en Nintendo Switch ha incorporado una buena cantidad de nuevas y peculiares criaturas, además de versiones gigantes de los Pokémon ya conocidos. Pokémon Espada y Pokémon Escudo para Nintendo Switch son de los episodios que más Pokémon peculiares incluyen, siendo uno de ellos por la falsificación que han descubierto los jugadores.

Antes del lanzamiento de los títulos, The Pokémon Company presentó oficialmente al Pokémon conocido como Polteageist. Como su nombre indica, se trata de un ente fantasmagórico clásico de los cuentos y las películas de terror. Polteageist es un Pokémon tipo fantasma que vive, literalmente, en una tetera. De hecho, se le conoce como el Pokémon Té y muchos Polteageist se instalan en hoteles y restaurantes, disfrazados y ocultos entre la vajilla.

Algo interesante de este Pokémon es que existe una versión real y una copia falsificada. El Pokémon está formado por una combinación de energías espirituales residuales y residuos de té, ocultándose dentro de una tetera. Polteageist es en realidad la secuela de Sinistea, una taza de té poseída. Resulta que la mayoría de los Sinistea que se encuentran en la naturaleza viven en una falsificación de una taza de té. En ese caso evolucionan a Polteageist con una Tetera Agrietada que se puede comprar en el Mercadillo de Pueblo Ladera.

 

Sólo el 1% de Sinistea viven en tazas de té genuinas, aunque son indiferenciables por parte de los jugadores. Eso sí, este 1% no evolucionan con una tetera agrietada -lo que significa que es falsa-, sino que lo hacen con la Tetera Rota. Una vez que ambos Pokémon han evolucionado a Polteageist, podemos comprobar si se trata de una copia falsificada de la tetera o, por el contrario, si se trata de una tetera de calidad. Debemos fijarnos en la parte inferior de la tetera del Pokémon, y comprobar si tiene un sello real de autenticidad. Este mismo sello puede verse cuando son tazas, pero son más complicados de ver.

En caso positivo, no hay duda, tenemos un Pokémon genuino y de más valor. En caso contrario, nos hemos hecho con una bonita falsificación…