Neox Games » Cultura Gamer

REDES SOCIALES

Las fotos más virales del monte Fuji parecen dignas de un error de videojuego

El monte Fuji es uno de los paisajes naturales más representativos de todo el país del sol naciente, y ofrece una de las vistas más bellas y asombrosas del mundo.

Monte Fuji Japón

Pixabay Monte Fuji Japón

Publicidad

Todo el globo está plagado de edificios emblemáticos, lugares de gran valor histórico y paisajes naturales de los que podemos reconocer al instante en qué país se ubican con tan solo ver una imagen, y el monte Fuji es uno de los iconos más representativos de Japón. Entre las prefecturas de Shizuoka y Yamanashi al oeste de Tokio, se ubica el pico más alto de todo el país del sol naciente y contra el despejado cielo azul, brilla como un diamante.

Dicen que cuando el sol se alinea con la cima del Monte Fuji se nos pone por delante una de las panorámicas más bellas y asombrosas del mundo, algo que se ha visto reflejado en numerosas ocasiones en el arte japonés. A pesar de que en realidad se trata de un volcán, forma parte de toda la cultura nipona desde tiempos remotos, protagonizando todo tipo de eventos históricos, leyendas, canciones y fotografías.

El Monte Fuji cuenta con una belleza única y resulta impactante, por lo que no es de extrañar que sea uno de los lugares más fotografiados del país. Sin embargo, y gracias a las habilidades de un fotógrafo japonés, vemos una cara completamente distinta y digna de un error de videojuego.

“Por alguna razón, en mi mente se parece a una imagen de Katsushika Hokusai”, comenta el autor de la fotografía en referencia al popular pintor y grabador japonés del Ukiyo-e. No obstante, algunos usuarios no tardaron en reaccionar a la publicación y estremecerse, ya que parece que un caótico enjambre de pájaros está volando por el paisaje.

La instantánea no ha sido modificada ni editada a través de ningún programa de edición de fotos. A pesar de que al principio cuesta un poco distinguir qué es lo que está sucediendo en la fotografía, se trata de un detalle sacado de la fotografía original.

La imagen que compartió en primer lugar es en realidad el reflejo de la montaña en un campo de arroz. Makoto Hashimuki invirtió la fotografía, haciendo que los brotes de arroz parezcan un error o un enjambre de pájaros volando de manera caótica por la zona.

Publicidad