Incluso durante el coronavirus, muchos restaurantes siguen abiertos para llevar comida a las casas de los clientes, extremando siempre el cuidado en todos los procesos de transporte. Lo más probable es que el repartido deje los paquetes frente a la puerta sin tener contacto directo con el cliente, a fin de extremar la seguridad. Pedir una pizza puede suponer un momento de relax para muchas familias, pero es cierto que la comida a domicilio suele tener un problema: los envases.

Especialmente las grandes cajas de cartón de una pizza son un residuo que nos cuesta mucho gestionar, ya que son muy grandes y no se pueden meter fácilmente en una bolsa. Por este motivo a menudo las tenemos que dejar apiladas en la cocina o al lado de nuestro cubo de cartón, a no ser que queramos perder tiempo cortando las cajas con una tijera.

Sin embargo, recientemente un usuario japonés ha mostrado la mejor solución para lidiar con las cajas de pizza vacías en casa, especialmente en estos días de pandemia en el que bajar la basura no se hace tan a diario como quisiéramos, limitando más las veces en que salimos de nuestro piso o casa. El truco de @KNG00_macgregor es tan sencillo como simplemente mojar la caja (humedecer, no encharcar).

 

"¿Todos sabéis que si mojáis una caja de pizza extra grande, se volverá super pequeña? Una señora de mi vecindario me lo dijo, mientras me miraba con una expresión de '¿En serio? ¿No lo sabías ya?'".

Este usuario hizo la prueba y después de humedecer la superficie de la caja con agua de su fregadero, el material se volvió lo suficientemente suave y flexible como para facilitar el doblado en algo no mucho más grande que la palma de su mano. Por ello compartió el truco en las redes sociales, incluyendo una imagen que lo prueba.