Que Japón es un país diferente es algo que no descubrimos hoy y que más o menos todo el mundo puede saber o intuir. La cultura y las tradiciones niponas en muchas ocasiones chocan directamente con nuestra forma de hacer las cosas, y por ello algunas noticias que llegan de este fantástico país, cuna de los videojuegos o del manga/anime entre otras cosas, nos sorprenden tanto. Una de las últimas es el aumento de los coches de alquiler, pero no precisamente para conducir.

Todo viene a raíz de una empresa de alquiler de coches de Japón que, con 230.000 usuarios registrados, en verano de 2018 se dio cuenta de que muchos de sus clientes que alquilaban un vehículo en realidad no los conducían. Los datos de los vehículos eran claros, apenas andaban unos cuantos kilómetros cuando volvían. ¿Qué demonios hacían entonces estos clientes japoneses?

Japón es un país en donde conseguir un coche no es sencillo, y no por su precio. Para tener un coche antes debes acreditar que dispones de un garaje o terreno para poder aparcarlo, de lo contrario no podrás conseguir la licencia. Esto es, entre otros motivos, por el problema del espacio en el país del sol naciente -también por ello son tan utilizados en el país los vehículos minúsculos que apenas se ven en otros mercados-. Por ello las empresas de alquiler de vehículos suelen tener mucha clientela.

Pero Japón es también un país muy caro en cuanto a suelo, por la escasez del mismo, así que alquilar o comprar una casa o un piso de tamaño medio es una odisea. ¿Lo más barato? Alquilar un coche y hacer algunas tareas diarias en él. Sí, en Japón se alquilan coches para todo menos para conducir. Una encuesta de Times24 Co., con más de 1 millón de usuarios, resolvió el misterio.

 

Algunas respuestas fueron tan inverosímiles como alquilar un coche para dormir la siesta, usarlos como espacio de trabajo o incluso para recargar aparatos electrónicos. Y es que alquilar un coche por horas es más barato que muchos hoteles, pisos, oficinas o espacios de trabajo. Por ello algunos se arman con su portátil y trabajan desde el coche. Incluso alquilar un coche unas horas es más barato que cualquier cibercafé, en donde los clientes también pueden trabajar o descansar. otros comían, llamaban por teléfono o veían la televisión tranquilos.

Un coche de alquiler en Japón puede costar unos 4 euros cada 30 minutos, siendo un precio muy competitivo para un país algo caro. Estas ventajas probablemente llevarán a que cada vez más consumidores alquilen automóviles para usos inusuales.