Durante el confinamiento todos hemos tenido más tiempo para estar en casa y hacer cosas que normalmente en nuestro día a día habitual no hacemos, básicamente por aburrimiento tras muchos días encerrados en casa. Una de las actividades más realizadas fue la cocina y, en concreto, la realización de recetas nuevas que nunca habíamos hecho.

Mediante las redes sociales niponas nos han llegado varias recetas bastante particulares en las últimas semanas, como el pastel arcoíris, que sin duda podemos hacer con los peques de la casa al ser platos muy espectaculares. Ahora nos llega la receta de una tarta de queso japonesa que parece un trozo de queso suizo de la serie de dibujos animados Tom y Jerry.

La receta y el truco para que la tarta quede con este aspecto de dibujos animados ha sido compartida por la usuaria japonesa de Twitter @yukko_kitchen_, quien se describe a sí misma como una mujer de cincuenta años que disfruta haciendo dulces y comidas, y ocasionalmente trabaja en su puesto de okonomiyaki. Como veréis, se trata de una receta muy sencilla.

 

Ingredientes de la tarta japonesa de queso de dibujos animados

  • Queso en crema - 300 gramos
  • Crema fresca - 300 mililitros
  • Yogur natural - 300 gramos
  • Azúcar - 90 gramos
  • Jugo de limón - 1 cucharada
  • Gelatina - 12 gramos
  • Colorante amarillo

 

Pasos para la preparación de la tarta

1 - Lo primero será disolver la gelatina en agua del tiempo, reservando la mezcla en un recipiente separado.

2 - Mezcle todos los ingredientes, excepto la gelatina con agua, en un recipiente amplio. Debes revolver con una espátula hasta que estén bien integrados. El queso, la crema fresca, el yogur, el azúcar, una cucharada de zumo de limón y el colorante.

3 - Agregue la gelatina disuelta a la mezcla y mezcla a alta velocidad hasta que esté bien combinada. Si tienes una batidora para hacer esto, mejor.

4 - Ahora pon la mezcla en un molde para pasteles y mételo en la nevera durante 3 o 4 horas.

5 - Una vez que el pastel de queso se haya enfriado en la nevera, debes quitarlo del molde y colocarlo en un plato. Prepare una cuchara o una herramienta para hacer bolas de helado en un vaso de agua caliente. Usa la cuchara caliente para hacer huecos alrededor del pastel, creando el efecto de queso suizo, lo que le encantará a los peques de la casa.