Si crees en los fantasmas entonces seguramente pienses que un cementerio es el lugar ideal para encontrarte con uno de ellos o, al menos, para vivir una de esas experiencias paranormales que parecen no tener explicación. Si también eres un apasionado de lo paranormal sabrás que Japón es un país sensible a leyendas y fantasmas, las cuales son incluso mucho más aterradoras que las occidentales. Una experiencia paranormal es lo que parecen haber captado unos ciudadanos nipones al visitar un cementerio del país.

El usuario de Twitter @skazuk1929 subió un vídeo junto a unas estatuas de un cementerio nipón en el que se puede ver una pequeña roca flotando sobre el suelo, moviéndose y levitando de forma aleatoria. Incluso uno de los protagonistas se acerca, pone la mano por debajo y llega a tocar la roca, que vuelve nuevamente a flotar sin una explicación lógica. Muchos pueden pensar que es el viento, sin embargo, otras rocas del plano no se mueven y las estatuas de Jizō que rodean la escena están vestidas con ropa que tampoco parecen mostrar un gran viento en la zona.

 

Las personas que observan la escena no pueden evitar realizar comentarios como "no es una piedra, ¿verdad?", "¡espeluznante!" o "¿qué está pasando?". Y es que los movimientos de la piedra parecen incompatibles con una ráfaga de viento aleatoria. Sube, baja, se mueve en círculos, etc. Las personas del vídeo terminan convencidas de estar viendo una aparición espiritual en la que el ente está contento, debido a los simpáticos movimientos de la roca.

Pero tras el susto inicial de muchos internautas, algunos usuarios comenzaron a buscar explicaciones lógicas: ¿puede ser un truco de magia con algún tipo de imantación? ¿La roca blanca podría estar atrapada en una pequeña tela de araña invisible que se mueve con el viento? Muchas las explicaciones probables, pero ninguna de ellas ha sido confirmada.