Studio Ghibli es uno de los estudios de animación más importantes en la historia del anime, produciendo algunas de las películas más importantes del sector desde su fundación en 1985. Tres han sido las personas principales en el estudio desde sus inicios: Hayao Miyazaki, Toshio Suzuki e Isao Takahata. Dos directores de primer nivel y un reconocidísimo productor, que han creado películas tan memorables como Mi vecino Totoro, Porco Rosso, La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro o El cuento de la princesa Kaguya, entre muchas otras.

Aunque obviamente el estudio está cerrado para aficionados y sólo en personal puede acceder para trabajar en la nueva película de Miyazaki, los fans pueden acudir normalmente al Museo Ghibli, un lugar que parece sacado de uno de los mundos de fantasía de sus películas, situado en Mitaka (Tokio). En este museo los aficionados al anime no sólo pueden descubrir un edificio muy particular plagado de criaturas de las películas del estudio, también verán decenas de obras de arte y cortos de animación que son exclusivos del museo.

Por ese motivo las grabaciones y la toma de imágenes dentro del edificio están totalmente prohibidas (salvo en las terrazas exteriores), así que un vídeo de sus pasillos es extremadamente raro. Por suerte, esta semana el museo publicó su último vídeo en el que sus empleados nos muestran la "Sala Central". Una sala de techo alto y una vista inmejorable, con pasillos a varias alturas, una escalera de caracol y un ascensor antiguo.

 

Hermosas vidrieras decoran el espacio, siendo la mayoría representaciones de algunas de las películas más emblemáticas del estudio. Veréis algunos personajes que no reconoceréis, por ejemplo un personaje blanco sentado en uno de los bancos del museo. Esto e debe a que no pertenece a una película, sino a uno de los múltiples cortos que sólo se pueden ver en el museo y que nunca se han filtrado en las redes. Se trata del Señor Masa, del corto "El Señor Masa y la Princesa Huevo" de Hayao Miyazaki.

 

Por supuesto, en el vídeo no apreciamos ninguna persona por los pasillos, ya que el museo permanece cerrado a causa del Covid-19.