La comida asiática es amplia y hay muchas recetas que nos han llegado a nuestro continente con bastante éxito. Por ejemplo el sushi es una de las más extendidas, pero ya hay muchos restaurantes en donde platos como el ramen, el udon, okonomiyaki o el yakitori no son extraños. Por supuesto, las versiones domésticas de estas recetas plagan las páginas webs y redes sociales.

La mayoría de estos restaurantes acompañan estas comidas con unos palillos chinos, generalmente desechables, que vienen en un sobre y son de madera. Lo cierto es que por mucho que la comida nipona o china se introduzca en nuestra sociedad, no hay manera de aprender a utilizar los palillos chinos. La comida nunca llega a nuestra boca, al menos no en su totalidad, y terminamos por utilizar los cubiertos occidentales.

Quizás lo primero sea aprender a utilizarlos, pero no a manejarlos entre los dedos, sino a separarlos bien. Cuando utilizamos estos palillos chinos de madera desechables, suelen venir unidos por la parte superior y tiramos de ellos para separarlos por el centro. Mal, muy mal. Ya estamos haciendo algo que no debería hacerse. Este tweet te muestra la forma correcta de separarlos:

 

En realidad la forma correcta de separarlos es agarrar la parte superior con una mano y romperla en conjunto, separándola de los dos palillos. Esta es la parte que se coloca sobre la mesa para dejar los palillos en ella y evitar que toquen la superficie. Recuerda que los palillos chinos nunca deben dejarse clavados en la comida, puesto que traerá muy mala suerte a quien lo haga, al menos según las tradiciones del país del sol naciente.