Neox Games » Cultura Gamer

LAS CIUDADES DEL FUTURO

A partir de 2025, el transporte público japonés no será apto para los que sufren de vértigo

Si Japón ya estaba considerado el país con mayores avances tecnológicos, esta nueva medida para el transporte público lo llevaría un paso más allá.

Pixabay A partir de 2025, el transporte público japonés no será apto para los que sufren de vértigo

Tendemos a pensar en Japón como el país de nacimiento para mercados tan multitudinarios como el manga o los videojuegos. Dos sectores que, a fin de cuentas, vieron la luz en el territorio nipón, dejando millones de fans repartidos por todo el mundo. No obstante, Japón también es conocido como un país en el que la tecnología está a la orden del día, cohesionada a la perfección con su sociedad.

En 2025 el país dará un salto cualitativo de gigante, convirtiendo a una de sus ciudades en una urbe sacada de ciencia ficción, o casi. Zip Infrastucture Inc quiere instalar en Odawara, ciudad de Kanagawa, una red de transporte público de teleféricos. Una idea que sin duda se presenta como tentadora, pero tal vez no de aquellos que sufran de vértigo.

La idea es la siguiente: crear una red de tirolinas eléctricas que recorra toda la ciudad, pudiendo transportar en pequeñas cápsulas hasta un total de 12 personas por viaje. El proyecto, bautizado como Zippar, suena francamente interesante pues a diferencia de otros transportes públicos; la red de teleféricos costaría cinco veces menos que, por ejemplo, una red de monorraíles. Otra de sus ventajas reside en que se trata de un transporte silencioso, además de no requerir de un conductor.

 

Las primeras pruebas realizadas son satisfactorias. De acuerdo al máximo responsable de Zip Infrasctucture, Takamasa Suchi de tan solo 23 años, el teleférico operaría a gran velocidad; siendo capaz de transportar a un total de 3.000 personas en una hora. En el aire queda que, finalmente, el Zippar esté implementado en la ciudad.

La idea ha dividido por completo a los usuarios japoneses, y en concreto a los habitantes de Odawara. Muchos de ellos se preguntan si el coste del transporte será muy desproporcionado, además del espacio de la cabina dado que algunos pasajeros podrían llevar equipaje. Otros comparan el proyecto con las series de animación japonesa, deseando que también llegue este transporte a otras localizaciones más allá de las ciudades, como por ejemplo el campo.