Si a la hora de viajar en tren, autobús o avión te dieran a elegir entre asiento de ventanilla o pasillo, la respuesta seguramente sería ventana, ¿verdad?. La gran mayoría de personas prefieren este lugar para viajar por diversos motivos, pero el principal es disfrutar de las vistas o echar una cabezada apoyados en la ventana. No obstante, en Japón son contrarios a este pensamiento y existe un motivo por el cuál siempre verás a los nipones decantarse por el pasillo.

Y es que según una encuesta de la agencia de viajes Expedia en su división japonesa, con más de 18.000 participantes de todo el mundo, descubrió que Japón era el único lugar donde la mayoría de la gente prefería el asiento del pasillo al asiento de la ventana.

Japón ocupa el primer lugar, con un 53% de personas que deciden disfrutar de la libertad de movimiento proporcionada al sentarse en el asiento del pasillo. El país del sol naciente fue el único que superó la barrera del 50%, seguido de Singapur con el 47% y Estados Unidos con el 40%. Por otra parte, India demostró ser uno de los países que más odia los pasillos, con un 14% de los votos.

Interior cabina de un avión | Pixabay

¿Pero es la comodidad que proporciona el asiento del pasillo la razón por la que los japoneses lo prefieren? Una de las razones por las que Japón se inclina hacia los asientos en los pasillos puede tener que ver con otra pregunta planteada en la encuesta. Esta dice así: ¿Cuándo quieres levantarte, despiertas al pasajero que tienes al lado? Como era de esperar, Japón fue uno de los último países en esta pregunta. Y es que tan solo el 24% despertaría al pasajero dormido.

La encuesta reveló otros datos curiosos. Ante la situación anteriormente descrita, el método preferido de los pasajeros japoneses es intentar sobrepasar a la persona dormida con la espalda. Curiosamente, pasar de frente a ella es mucho menos común, con solo el 19% de los votos. Los viajeros japoneses también son de los menos dispuestos a pedir a otras personas que se muevan para poder sentarse más cerca de sus amigos y familiares.

Puede que pienses que los japoneses son perfectos compañeros de viaje. Sin embargo, Expedia también tiene algunas estadísticas que pueden disipar esa ilusión. Es muy probable que los pasajeros japoneses vayan completamente descalzos en el asiento, al menos, 16% de ellos. Además, muchos también confesaron que tomaron más de dos bebidas en el aeropuerto y el avión por lo que las continuas visitas al baño podrían ser una molestia para su acompañante. ¿Y tú qué prefieres, pasillo o ventanilla?