Neox Games » Cultura Gamer

CITA DESASTROSA

¿La peor cita de la historia? Queda con una chica para cenar y se presenta con hasta 23 familiares en el restaurante

Un hombre chino de 29 años fue el protagonista de una de la peores cita de la historia que se han revelado por medio de las redes sociales.

Pareja

Pixabay Pareja

Publicidad

Si actualmente conseguir pareja es bastante más difícil por culpa de las restricciones por la pandemia del COVID-19, todavía hay personas que no pierden la esperanza a la hora de encontrar el amor. Existen muchas personas que recurren a todo tipo de aplicaciones que le permita conocer a otras personas a distancia, gracias a las cuales se pueden encontrar pareja o tener citas que finalmente acaban en desastre...

A pesar de que por las redes ya hemos podido conocer todo tipo de citas que terminaron en una película de comedia, nada es comparable con la que tuvo este joven chino de 29 años. Este hombre residente de Zhejiang se citó por primera vez con una joven que había conocido tiempo antes, sin embargo nunca pensó que esta no llegaría sola al lugar de encuentro.

Nada más llegar al restaurante donde el hombre quedó con la joven, este se dio cuenta de que había traído a su primera cita a 23 familiares. Aunque se vio abrumado por esta situación, prefirió no ser maleducado y continuar como si no pasara nada. Es por ello que se sentó y comió con la familia y compartió con ellos exquisitos platos y grandes marcas de alcohol.

Una cita con 23 personas inesperadas

Tarjeta de crédito | Pixabay

Una vez llegó la hora de pagar, el camarero fue hasta el joven y le dio la cuenta, la cual ascendía a un total de 19.800 yuanes lo que supondría unos 2495 euros. El hombre se quedó totalmente sorprendido ante tal cantidad de dinero, por lo que decidió escabullirse y regresar a su casa sin que nadie se diera cuenta.

Cuando la joven descubrió que el hombre se había marchado sin dar ninguna señal, esta intentó contactar con él de diferentes formas. Al no conseguirlo ella tuvo que pagar la cena de todos, algo que no le pareció correcto ya que para ella esta era una prueba de amor y él debería pagar la comida si fuera el hombre indicado. "Estaba probando si el hombre que podría ser mi novio sería lo suficientemente generoso como para pagar por las 25 personas”, comentó la mujer a algunos medios locales interesados en la historia.

Publicidad