No muchos saben que en Japón los documentos oficiales, al menos de forma tradicional y aún se sigue conservando esta costumbre, no se sellaban con una firma personal. Aunque ahora pueden mezclarse los dos métodos, hasta hace poco en Japón las firmas en realidad eran sellos, sellos familiares con el apellido de la persona conocidos como inkan.

El hanko es una especie de matasellos que guarda el nombre familiar, es decir, el apellido de una familia nipona. Este se utiliza para dejar el sello, conocido como inkan, en todo tipo de sitios: contratos, compras de viviendas o hasta el recibo del repartidor. Muchos jóvenes cuando cumplen la mayoría de edad reciben de sus familiares su propio hanko personal, normalmente una pieza artesanal de gran valor. Es su forma de representar su mayoría de edad, sus responsabilidades como hombres y mujeres.

Hankos de Pokémon | Pokémon Company

En Japón puedes encontrar hankos de todo tipo: desde piezas de joyería, hasta hankos creados por artesanos y, por supuesto, hankos baratos del kiosco de la esquina. Ahora en Japón también podrás dejar tu sello con un poco más de clase, al menos si te gusta la licencia Pokémon: se han presentado los hankos de Pokémon. Junto al inkan familiar, en cualquier documento podrás dejar impreso a Pokémon de la Región de Hoenn.

Hankos de Pokémon | Pokémon Company

Los fans de Pokémon Rubí y Zafiro podrán elegir uno de los 135 Pokémon de Hoenn, para luego elegir entre una de las tres fuentes que se utilizarán para representar el apellidos, desde kanjis hasta kana fonéticos. Treecko, Torchic, Mudkip, Rayquaza... No creemos que estos hankos estén orientados hacia los adultos, así que mejor no firmar una casa o un contrato con un hanko de Pokémon -a no ser en Nintendo-, pero sí es interesante para los más pequeños de la casa.