Neox Games » Cultura Gamer

DEMANDAS POR TODOS LADOS

La presentación más importante de la historia de PlayStation casi le cuesta una demanda a Sony

Sony estuvo a punto de ganarse varias demandas tanto por la extensión de la presentación como incluso el precio.

PSX

PSX Defconplay

Publicidad

La presentación de PlayStation por parte de Sony 1994 puso patas arriba la industria. La compañía japonesa estaba tan confiada con su producto que apenas unos segundos le bastaron para anunciar el precio, el diseño de la consola y otras características. Sony entraba con todo en la industria del videojuego, plantándole cara a nada más y nada menos que Nintendo y SEGA, las veteranas del sector.

No obstante, aquella presentación ya tan icónica de la historia de los videojuegos, casi le cuesta un buen puñado de demandas a la propia Sony. Comencemos por la duración de la presentación. Sirva como dato curioso que el evento de PlayStation encabeza el puesto del anuncio más breve de una consola jamás visto en la industria.

La presentación más corta de la historia

Con la consola anunciada y todas las cartas sobre la mesa, Steve Race y presidente por aquel entonces de Sony Computer Entertainment America, subía al estrado para anunciar el precio de la máquina. "Dos noventa y nueve". Y se marchó. Así de rápido, así de preciso. ¿Para qué andarse con rodeos? Un momento que ya forma parte de la historia de los videojuegos.

Aunque muchos puedan pensar que se trata de un movimiento casi chulesco y dando un fuerte golpe sobre la mesa a sus competidoras, lo cierto es que la jugada casi le cuesta a Sony una demanda. Sam Tramiel, presidente de Atari, aseguró abiertamente que llevaría a Sony a juicio si la consola salía a un precio reducido en Estados Unidos y el resto de países.

 

Y es que mientras que en muchos países PlayStation llegaría a las tiendas a 299 dólares, entre ellos su país de origen (Japón), en Estados Unidos podrían hacerse con la plataforma por 249 dólares. "Matarás a los fabricantes estadounidenses, no puedes tener al consumidor japonés pagando un precio inflado por el dólar"; decía Sam en su momento.

No sería la única demanda que estuvo a punto de ganarse Sony. El payaso protagonista de la portada del clásico 'Twisted Metal' casi le cuesta una denuncia por parte de la empresa Frosty Treats. En definitiva, la entrada de Sony consiguió llamar la atención de numerosos sectores y su popularidad hasta el día de hoy ha quedado claramente demostrada.

Publicidad