Si algo nos llama la atención a los occidentales de esta gran parte de la población mundial son sus rasgos distintivos. Los ojos rasgados son, posiblemente, lo que más nos llama la atención de las personas asiáticas, especialmente las personas de Extremo Oriente, el Sureste Asiático o Asia Meridional.

Seguramente alguna vez te has preguntado: ¿por qué los asiáticos tienen los ojos rasgados? Lo primero que tenemos que tener claro es que no solo los asiáticos, tal y cómo definimos la palabra, tienen los ojos rasgados. La terminología correcta para definir los ojos rasgados es brida mongólica o pliegue epicántico. Es un repliegue cutáneo que se extiende hacia dentro del repliegue palpebral superior tapando la carúncula del lagrimal y prolongándose hacia abajo hasta unirse a la piel de la cara.

No muchos lo saben, pero todos los seres humanos la desarrollan en el útero, pero no todos la mantienen después de nacer. Este rasgo también puede verse en algunas zonas de África y los Amerindios, o en algunas tribus indígenas de Estados Unidos… Aunque nos resulte curioso a los occidentales, lo cierto es que en términos de población, las personas con brida mongólica son las más numerosa del planeta Tierra; más de un tercio de la mundial.

¿Por qué los asiáticos tienen los ojos rasgados? Lo cierto es que sigue siendo un misterio para los científicos, pero pueden encontrarse ciertas teorías interesantes. La primera tiene lugar en la primera gran glaciación, hace unos 18 millones de años. Los científicos creen que la brida mongólica se desarrolló para protegerse de la radiación UV, el viento o las bajas temperaturas de la época. Es decir, un evolución que el cuerpo humano generó con el tiempo para protegerse de las duras condiciones meteorológicas de la época.

Asiática | Pixabay

Otra teoría, muy criticada por grandes antropólogos, tienen su origen en el "Homo erectus pekinensis", también conocido como hombre de Pekín. Esta es una subespecie de Homo erectus propia de China, que se evolucionó del homo erectus cuando este emigró desde África a Asia. Estas teorías se basan en los restos encontrados entre 1921 y 1937 al suroeste de Pekín, y afirman que esta evolución dio origen a la raza mongoloide.

Por último, muchas personas también creen que este rasgo se debe a lo que conocemos como selección social o darwinismo social. Esta es una teoría que está basada en la idea de la supervivencia del más apto. Es decir, las personas con rasgos más atractivos o lindos son más deseadas como parejas reproductoras y, por lo tanto, es más probable que transmitan sus genes; por consiguiente, sus rasgos también se transmiten de generación en generación.