EXPERIMENTO VIRTUAL

EXPERIMENTO VIRTUAL

¿Qué le sucedería a tu cuerpo si pasaras 24 horas inmerso en realidad virtual?

Un youtuber realiza un experimento y pasa 24 horas seguidas en el modo de realidad virtual de Minecraft, el famoso juego de Microsoft.

Neox Games
  Madrid | 03/05/2019

La realidad virtual ha llegado para quedarse y las principales empresas que explotan esta forma de entretenimiento en el sector de los videojuegos ya han comenzado a presentar la segunda generación de gafas de realidad virtual en un entorno de juego. Por el momento los aparatos están lejos de ficciones como Sword Art Online o Ready Player One, tanto en inmersión como en la posibilidad de jugar largas partidas. Pesan y su pantalla termina cansando la vista.

¿Qué sucedería si estuviéramos 24 horas seguidas jugando a un videojuego de realidad virtual? Obviamente es algo altamente desaconsejable. Jugar a videojuegos debe ser una actividad de ocio que se haga con cierto sentido común, y no debe ocupar una exagerada parte de nuestro día, y mucho menos las 24 horas. Pero un youtuber quiso asumir este reto y publicar los resultados a modo de pequeño documental de la experiencia.

Para ello utilizó uno de los juegos más conocidos del mercado en los últimos años, el modo de realidad virtual de Minecraft, juego que ahora pertenece a Microsoft. El usuario quería saber cómo reaccionaría al estar tanto tiempo en un entorno virtual, qué le ocurre al cerebro y al cuerpo después de pasar tanto tiempo usando la realidad virtual. La decisión de elegir Minecraft se debe a las diferentes posibilidades que ofrece el juego para no pasar aburrimiento.

 

Tras unas cuantas horas construyendo su hogar dentro del título, el usuario notó que su cuerpo se había acostumbrado a la realidad virtual. Apollow, así se llama este youtuber, solamente hizo tres pequeños descansos para dormir durante las 24 horas, pero ni siquiera se quitó el casco para ello. Mantuvo puesto su headset y los auriculares. Despertarse dentro de la realidad virtual era raro durante unos segundos, pero rápidamente su cerebro se adapta a la situación.

Sólo durante unos pequeños momentos se mareó y sintió náuseas, pese a estar horas en un universo de realidad virtual. Fue cuando navegó en una pequeña embarcación, ya que el mar movía constantemente la cámara, pero el resto del tiempo no sintió dicho malestar. Ya que el juego tiene ciclos de día y noche diferentes, pasando en realidad 3 días en las 24 horas, Apollow sí dijo que tras el experimento los siguientes días le pasaban extremadamente lentos en la vida real.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.