En todas las familias les sucede lo mismo... A no ser que vivamos solos es común que en la nevera "desaparezcan" cosas. Esos yogures que has comprado y que reservas para el mejor momento del día y no quedan, ese trozo de fuet para tomarse unos pinchos, esas natillas ricas de después de comer que se terminan antes de tiempo sin un culpable claro. ¡Y qué nos decís de las tabletas de chocolate!

Si vives en uno de estos domicilios en donde la comida de la nevera desaparece sin explicación, sin duda este nuevo gadget creado en Japón te será de mucha utilidad. Se llama Pudding Alert 2.1 y sirve para evitar que el pudin, y otros alimentos, desaparezcan de la nevera sin aviso. ¿Cómo funciona? Atentos a al invento.

Pudding Alert está compuesto por una placa equipada con un sensor y un monitor, junto a un recipiente en donde se coloca el yogur, flan o cualquier alimento de nuestra nevera. Cuando Pudding Alert detecta que algo no va bien y el producto vigilado está en peligro, la cara normalmente dócil muestra una ira visible en la pantalla mientras grita repetidamente "¡El pudin ha sido robado!".

 

Si el ladrón se arrepiente y devuelve el producto a su sitio, Pudding Alert se calma y dice "El pudin ha regresado". Y si estás pensando en dar el cambiazo por otro objeto, no funciona. Ya que el sistema sabe el peso exacto del objeto que controla, así que si hay cambios seguirá alertando del robo. Pero, por si las moscas, cada vez que el alimento se levanta de la plataforma se toma una fotografía para ver al intruso.

¡Se terminaron las excursiones nocturnas a la nevera!