Son miles o millones lo diferentes trabajos que se realizan en todo el mundo, algunos de los cuales, incluso, sorprendentes para la mayoría de las personas. Y es que no todos trabajan con un ordenador sobre un cómodo escritorio... Desde sommelier de vinagre a especialista en malos olores, en todo el mundo existen los trabajos peculiares, y más en una sociedad como la japonesa de la que tanto os hablamos.

Sin embargo, si tienes la suerte de poder trabajar en una oficina, con tu puesto personalizado, quizás este estudio de la Universidad de Hyogo en Awaji te ayude a sobrellevar mejor el estrés diario del trabajo y a que tus días sean más agradables. Según publican responsables de la universidad en la revista HortTechnology, poner plantas en el lugar de trabajo reduce el estrés y mejora la salud mental.

Para ello los expertos hicieron un estudio con más de 60 personas, a los que se les midió el estrés psicológico en su lugar de trabajo antes y después de colocar pequeñas plantas en el. Cada planta fue elegida y cuidada por los trabajadores, y la interacción con ella mejoraba el estrés de los trabajadores, incluso con solo mirarla.

Plantas pequeñas | Pixabay

Quedó demostrado que tener una planta en el lugar de trabajo y poder mirarla durante unos segundos puede llegar a relajarnos, de hecho, la ansiedad de los sujetos de prueba disminuyó significativamente, dando a entender que no era casualidad. Por ello, siempre que puedas y te lo permitan, no dudes en colocar una bonita planta en tu mesa de trabajo, podrás ganar en calidad de vida.