Que los diferentes cuerpos militares del mundo utilizan videojuegos para entrenar a sus tropas es algo más que evidente y reconocido, puesto que en estos mundo virtuales pueden simular cualquier operación y mostrar cómo se deben realizar las misiones de forma correcta. Sin embargo, una reciente acusación del gobierno ruso va mucho más allá y asegura que Estados Unidos utiliza este entretenimiento digital para lavar cerebros.

Obviamente no de forma literal, pero sí que estaría utilizando los videojuegos para cambiar los pensamientos de muchas personas, al menos según Andrei Kartapolov, viceministro de defensa del gobierno de Rusia, en declaraciones al medio local The Moscow Times. Y no lo dice por licencias bélicas y que muchas veces tienen traman basadas en Rusia o viejos países soviéticos, como Call of Duty o Battlefield.

Según aseguran los responsables políticos del gobierno de Putin, la franquicia Metal Gear sería un arma de manipulación utilizada por los agentes de la inteligencia americana para hacer que los usuarios cambien sus opiniones de forma manipulada. Lo más curioso es que justamente Metal Gear es una licencia japonesa -que en la actualidad está más o menos de capa caída con el despido de Kojima por parte de Konami-.

Metal Gear Solid V: the Phantom Pain | DefconPlay

Según Andrei Kartapolov, el juego alienta a los jóvenes a realizar protestas contra las autoridades. Estados Unidos estaría utilizando artistas y otras personalidades poco comunes o tradicionales entre las operaciones de inteligencia, en un intento desesperado por desacreditar el gobierno del Kremlin.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain ha sido el último gran proyecto de la licencia, lanzado en 2015. Metal Gear Survive, desarrollado por Konami y sin la presencia de Hideo Kojima, ha sido un desastre en ventas y en crítica.