Neox Games » Cultura Gamer

DATOS CURIOSOS

¿Sabes exactamente por qué los japoneses comen pollo frito para celebrar la Navidad?

En Asia, dependiendo del país, comparten algunas de nuestras costumbres, aunque eso sí, un tanto diferentes.

Pollo frito

Pixabay Pollo frito

Publicidad

Obviamente la Navidad se vive en Asia de forma extremadamente diferente a como se vive en Europa, aunque es cierto que en los últimos años las dos formas de celebrarla se han acercado de forma notoria. Sí, lo habéis adivinado, cada vez es una fiesta más laica y más comercial, donde la tradición es menos importante. Sin embargo, como sabéis, tiene origen cristiano, de hecho es una de las festividades más importantes del cristianismo, así que nuestras costumbres son muy diferentes a las de los principales países de Asia.

En España, generalmente, realizamos grandes reuniones con la familia, cenas navideñas repletas de comida y bebida. Solemos hacer regalos entre los seres queridos y, por supuesto, disfrutamos de varios días festivos. En Asia, dependiendo del país, comparten algunas de nuestras costumbres, aunque eso sí, un tanto diferentes.

Pollo frito
Pollo frito | Pixabay

El motivo por el que en Japón es tradición comer pollo frito y celebrar la Navidad en pareja

Dado que el cristianismo es una religión prácticamente inexistente en el país, estamos ante una celebración totalmente laica, basada únicamente en el consumismo. Son fechas en las que los japoneses disfrutan de la decoración navideña y las luces de navidad, se hacen regalos entre los amigos, siendo sólo pequeños detalles conocidos como “oseibo”. Se hacen fiestas en los días próximos a la Navidad donde, además, es tradicional un pastel hecho con bizcocho, recubierto de crema o nata, y adornado con fresas.

Se suele pasar con la familia pero, al contrario de lo que hacemos en España, no se juntan los padres, los abuelos, los tíos y los primos del pueblo que nunca ves. En Japón lo más común es celebrar la Navidad sólo con tu pareja; de hecho, son muchas las parejas que aprovechan para pasar unos días fuera de su ciudad o de su país, en una escapada romántica.

Desde los años 80, y después de una exitosa campaña publicitaria de KFC, en Navidad se ha convertido en una costumbre comer pollo frito. Sí, increíble, pero lo cierto es que se ha hecho tan popular esta costumbre que, los restaurantes de pollo frito aceptan reservas con meses de antelación para garantizar el pollo en la Navidad.

La Navidad, por tanto, en Japón no suele ser demasiado especial y tiene mucho menos peso que en España, especialmente por ser fechas cercanas al fin de año, algo mucho más importante en la tradición nipona. A parte de contemplar los espectáculos de luces, comer pollo frito y celebrarlo con la pareja, es un día de lo más normal.

Publicidad