Aunque en el pasado la palabra otaku no estaba demasiado bien vista por parte de la población, especialmente aquella que desconoce exactamente qué significa otaku, lo cierto es que en la actualidad es una simple descripción de un tipo de usuarios que consume ciertos productos de entretenimiento. Videojuegos, manga y anime, además de otros elementos relacionados -especialmente con la cultura japonesa-.

Ser otaku es para muchos un orgullo y una descripción que para nada es molesta. La mayoría de las aficiones que nos definen como otaku comienzan en la niñez o en la adolescencia, cuando empezamos a descubrir todo tipo de videojuegos, de licencias manga y anime. El usuario ya no sólo ve Dragon Ball o Campeones, y se interesa por otras licencias más profundas, adultas y con historias de todo tipo.

Sin embargo, como cualquier afición, es probable que con el paso de los años dediquemos menos tiempo a ellas si las reemplazamos por otras aficiones u obligaciones. En muchas ocasiones la propia vida nos lleva a modificar nuestros comportamientos, a tener otro orden de prioridades, y es posible que poco a poco empecemos a dejar de ser un o una otaku.

Captain Tsubasa: Rise of New Champions | Bandai Namco

Independientemente de la razón, el usuario japonés de Twitter @mitragyna ha reunido una lista de 10 criterios que podrían señalar que nos estamos volviendo menos otaku o, incluso, que ya no lo somos. ¿Te identificas con la lista?

 

  • Nivel 1: Dejas de ir a eventos destinados a otaku.
  • Nivel 2: Los videojuegos sin pasar comienzan a acumularse.
  • Nivel 3: Las series de novelas ligeras comienzan a acumularse.
  • Nivel 4: También las series manga comienza a acumularse.
  • Nivel 5: Dejas de seguir los estrenos de las series anime.
  • Nivel 6: Dejas de mantenerte al día en las series anime que ya estabas viendo.
  • Nivel 7: Dejas de seguir los eventos temporales de juegos para móviles.
  • Nivel 8: Dejas de mantenerte al día en noticias otaku en redes sociales y blogs.
  • Nivel 9: Siempre que habla sobre cultura otaku, estás hablando del pasado.
  • Nivel 10: Ya no eres un otaku.

Obviamente algunos de estos niveles pueden cambiar un poco dependiendo del país, ya que muchas actividades descritas son más complicadas de realizar en España, pero sin duda es un buen argumentario y una descripción perfecta de cómo poco a poco podemos olvidarnos de nuestras aficiones.