Obviamente la crisis del coronavirus ha cambiado nuestros patrones de actuación en prácticamente todos los aspectos de nuestro día a día, incluyendo los hábitos alimenticios. Sabemos que durante el confinamiento la preparación de platos caseros ha estado a la orden del día, faltando en los supermercados un buen número de productos, como la levadura para hacer pan y pasteles.

Por supuesto, la mayoría de los restaurantes permanecieron cerrados, incluyendo las franquicias de comida rápida, debido a la propagación de la pandemia, a la necesidad de no mantener contacto con otras personas y a la falta de medidas y preparación previa a la pandemia de cualquier negocio. Por ello, todo se cerró, salvo farmacias y otros establecimientos de primera necesidad, en donde no entraban los restaurantes de comida rápida.

Por ello muchas personas se han quedado sin probar la comida de dichos restaurantes, incluyendo un joven niño que recientemente se ha hecho viral en las redes sociales asiáticas. Su nombre es Adam Bin Mohammad Irwan de Singapur, quien al parecer es un apasionado de los nuggets de pollo de las cadenas de comida rápida. De hecho, los nuggets con patatas y helado son sus comidas preferidas.

 

Obviamente nadie espera que un niño elija como comida preferida un plato de berenjenas al horno, y suelen preferir alimentos como las patatas fritas, etc. Es papel de los padres inculcarles hábitos sanos con los que la alimentación sea variada y coman todo tipo de alimentos. Pero este niño de 9 años llevaba muchos meses sin poder disfrutar de su comida favorita, así que su madre quiso darle una sorpresa con uno de estos menús, grabando en vídeo la reacción del pequeño.

Sin duda la reacción del pequeño no puede ser más exagerada con la comida, echándose a llorar y, de hecho, comiendo mientras se le caen las lágrimas. Adam es un chico autista, según explica su madre, y tiene una gran sensibilidad sensorial que le ha hecho reaccionar de esta manera.

Por medio de las redes sociales también sabemos que la cadena de comida rápida regaló días después otro pack de nuggets y patatas fritas al joven.