Neox Games » Cultura Gamer

MOTIVOS DEL PASADO

Los tatuajes ya son legales en Japón: ¿Por qué estaban prohibidos o mal vistos?

Tradicionalmente los tatuajes están mal vistos en el país nipón debido a diferentes situaciones del pasado

Tatuajes

Pixabay Tatuajes

Publicidad

Mientras que en el resto del mundo los tatuajes ya son algo habitual e incluso una tradición para algunas poblaciones, en países como Japón este arte estaba mal visto. Entre la población japonesa era muy raro encontrarse con personas tatuadas debido a la mala fama relacionada con los tatuajes, un aspecto que fue cambiando con el paso de los años y llegando a convertirse en legales en la actualidad.

Si en Japón los tatuajes tienen tanta mala fama es debido a diferentes sucesos que han vivido a lo largo de sus historia. Por un lado estaba la Yakuza, la popular mafia japonesa cuyos miembros se caracterizaban por estar llenos de tatuajes, mientras que por el otro está por la antigua tradición de tatuar a los delincuentes en la cabeza según el delito que hubieran cometido.

A pesar de que todavía sigue siendo un tema muy estigmatizado por parte de los japoneses, actualmente ya está siendo mucho más aceptado. Los tatuajes dejaron de estar prohibidos en Japón después de la Segunda Guerra Mundial por lo que seguramente harán falta un par de años más para que estos sean aceptados.

Tatuajes | Pixabay

Recientemente los tatuajes han conseguido un gran logro en el país nipón gracias a la resolución de La Corte Suprema del país que determinó que un hombre no sería multado tras tatuar sin licencia médica. En este país es necesario tenerla para poder tatuar pero según esta sentencia los tatuajes requieren habilidades diferentes de la medicina y que no es por tanto un procedimiento médico como para necesitar una licencia de este tipo.

Con esta sentencia el mundo de los tatuajes ha logrado dar un gran paso a la hora de conseguir que este arte sea normalizado en Japón. Todavía se necesitan más cambios en la legislación para que sea totalmente aceptado y para que las personas con tatuajes no sean discriminadas a la hora de buscar trabajo o permitirle el acceso a ciertos establecimientos.

Publicidad