Al parecer el bueno de Snoopy ha sido el responsable de la ruptura de una pareja en China, aunque por supuesto el conocido perrito creado por Charles M. Schulz para la tira cómica Peanuts no tenía ni idea de la mala influencia que estaba causando a los enamorados.

Todo esto tiene que ver con un peluche, un peluche de Snoopy al que una joven china de la provincia de Hubei quería de forma quizás desmesurada. Un amor por el personaje de un nivel incomprensible. Al parecer la joven no solo lleva un peluche de Snoopy cada vez que quedaba con su pareja, sino que le obligaba a comprar una entrada de cine para Snoopy siempre que estaba en la cartelera. Incluso pide un plato de comida para su peluche cuando queda con su pareja para cenar en un restaurante.

Esta obsesión por los peluches de Snoopy, llegando incluso a pagarles la comida o el asiento extra del cine, han provocado que un joven llamado Yan Fang, de 27 años, rompiera con su novia después de cuatro años de relación.

Carlitos y Snoopy | seestrena.com

Según apuntan medios chinos que se han hecho eco de esta noticia que parece la trama de una película cómica, la joven estaba inusualmente unida a sus muñecas de Snoopy porque creció bajo el cuidado de sus abuelos, sin amigos ni el amor de sus padres, buscando consuelo en la colección de peluches de Snoopy. El novio aguantó este comportamiento durante 4 años, pero finalmente terminó por romperse el amor.

Según cuenta Yan Fang la gota que colmó el vaso fue la petición de su novia de que llevase a Snoopy al baño ya que necesitaba usar el retrete. El joven se vio en una situación ridícula, así que tiro el peluche al suelo. Lo que no se esperaba fue la feroz bofetada en la cara que le dio su pareja. La pareja se separó, pero Fang decidió llamar a su novia para arreglar las cosas. Ella no estaba lista para retomar la relación hasta que no le pidiera perdón al peluches de Snoopy por tirarlo al suelo, algo que el joven no estaba dispuesto a hacer.