En Japón ya se han dado a conocer algunas noticias en las que las prohibiciones han sido las protagonistas. Si ya es conocido vetar la entrada a los turistas en algunos santuarios o a las personas con tatuajes en casas de baños, actualmente se ha hecho popular la noticia de un restaurante que prohibió a un joven la entrada por no terminar su comida.

En un restaurante de Japón si pides comida obtienes una porción gratuita de arroz y eso fue exactamente lo que le pasó a un estudiante llamado Kenta. Este joven pidió que su porción gratuita de arroz fuera grande pero, a la hora de la verdad, no se la pudo terminar y ese hecho fue lo que provocó que acabara expulsado. Al ver que el joven no terminó su arroz el propietario del restaurante se molestó y le prohibió que volviera de nuevo a su establecimiento.

Kenta, el joven expulsado, quiso saber si esta situación era legalmente válida y gracias al abogado japonés Chie Terabayashi, pudo saberlo. Este abogado comentó que aunque el propietario tiene el derecho de admisión, el no advertir al joven de la posibilidad de vetarle la entrada al no terminar su plato, su prohibición puede ser nula.

Utensilios y trucos para hacer sushi en casa | Hogarmanía

También comentó que esta advertencia no se tiene que realizar en actos que van en contra de sentido común y el respeto social, como acabar expulsado por romper intencionadamente algún objeto. Además, añadió que para que no se volviera a repetir esta situación, el propietario de este restaurante debería analizar si ofrecer el arroz de forma gratuita, ya que si luego veta la entrada a quién no lo termine hará que gane mala reputación.

De manera sorprendente, muchos usuarios han reaccionado ante esta noticia dándole la razón al dueño del restaurante. Muchos de ellos, le reclaman al joven su conducta y su poca valoración por un plato que recibió gratuitamente. Además, muchos hablaron de que esta situación fuera o no legal, seguramente el joven no regresaría a ese restaurante.