Neox Games » eSports

UNITY CUP - COUNTER STRIKE

Movistar Riders se proclama campeón de la Unity Cup

Los jinetes se imponen en la segunda edición de la Unity Cup y avanzan junto a Case Esports al Play-In de la BLAST Premier.

Movistar Riders se proclama campeón de la Unity Cup

LVPesCSGO Movistar Riders se proclama campeón de la Unity Cup

La competición nacional de Counter Strike ha cerrado este fin de semana la segunda edición de la Unity Cup. Esta nueva competición reúne a los mejores equipos de la península en un torneo que reparte varias plazas a los eventos internacionales más destacados del momento.

La primera edición de este torneo estuvo marcada por la clasificación de los jinetes para el Play-In de la BLAST Premier Spring Showdown, pero el conjunto español se vio superado en la fase final de esta competición y se quedaba sin su plaza en el evento principal tras caer eliminado en la gran final por el conjunto portugués, sAw.

La segunda edición de la competición ha arrancado a principios de junio con un torneo que ha reunido a un total de ocho equipos que han llegado al evento a través de una invitación o mediante los clasificatorios abiertos que se han realizado anteriormente, dejando un cuadro de la siguiente forma:

  • Case Esports
  • Movistar Riders
  • VELOX
  • X6tence
  • eXploit Esports
  • Souldazz
  • GTZ Bulls Esports
  • Unput Laggers

Este torneo ha estado marcado por el dominio de dos clubes sobre el resto de los participantes. Tanto Movistar Riders como Case Esports han disputado un gran torneo que se ha resuelto este viernes con la gran final entre ambos equipos.

Los jinetes comenzaron imponiéndose ante uno de los clubes clasificados y no tuvieron muchas dificultades para vencer a GTZ Bulls en las semifinales por 2:0. Por su parte, el conjunto brasileño ha logrado avanzar hasta la final tras imponerse a los aliens en los cuartos de final y a eXploit en unas semifinales muy igualadas que se resolvieron en el tercer mapa.

Los chicos de Case Esports lograron remontar el encuentro ante los portugueses para avanzar a la gran final del torneo que se disputó este mismo viernes.

La gran final enfrentó a Movidtar Riders y Case Esports por el título de esta segunda edición y los 4.000 euros que se repartieron de premios entre los mejores equipos.

Esta serie arrancó en el mapa de Nuke como elección del conjunto brasileño. Los chicos de Case comenzaron imponiéndose en el marcador gracias a un magnífico bando ofensivo en el que tomaban rápidamente la delantera al anotar 12 de las 15 primeras rondas.

 

El cambio de bando permitió a los jinetes tomar las riendas del encuentro para reducir poco a poco las distancias y quedarse a punto de forzar un over time, pero la amplia ventaja de los chicos de Case les permitió anotar el primer punto de la serie al poner el 16:14 en marcador.

El segundo mapa se disputó en Overpass y los chicos de Case no dudaron en mantener la presión para imponerse en su bando defensivo. Sus buenas defensas y las open kills les permitieron volver a adelantarse rápidamente en el encuentro para cerrar su bando defensivo con una importante ventaja.

 

Los jinetes llegaron al lado bueno del mapa para dar la vuelta por completo al encuentro. El conjunto español no tardo en reducir las distancias y poner el empate a doce en el marcador y ponerse por delante por primera vez en el partido para cerrar finalmente el encuentro por 16:14 y poner las tablas en el marcador.

De este modo, todo se decidió en el último mapa de la serie, que se disputó en Mirage, y estuvo marcado por el dominio de Movistar Riders. Este encuentro arrancó muy reñido con unos jinetes muy agresivos que lograban tomar la delantera en la primera parte.

El cambio de bando sembró varias dudas entre los jinetes debido a las diferentes versiones que mostraron de cara a los mapas anteriores, pero el conjunto español no dudo en los minutos finales del encuentro y lograba anotar siete rondas con las que cerrar el encuentro y proclamarse campeones de la Unity Cup.

Ambos clubes han logrado avanzar hasta la fase del Play-In de la BLAST Premier Fall Showdown que se disputará a principios de julio y que repartirá una plaza para acceder al evento principal.