Oculus Touch son los mandos de control específicos para los cascos de realidad virtual de la empresa Oculus VR, siendo esta parte de Facebook. Sus periféricos, como Oculus Rift o los nuevos Rift S y Quest, son compatibles con estos mandos que trasladan el movimiento de nuestras manos dentro del videojuego. Recientemente se ha conocido que muchos de estos mandos incluyen mensajes ocultos de temáticas muy diversas.

Nate Mitchell, cofundador de Oculus, ha reconocido que muchos aparatos pueden incluir frases aleatorias por error, siendo en realidad un fallo en la producción. En realidad esta frases son chistes internos que los desarrolladores les ponían a los prototipos, y con la que solían divertirse. Por ello vemos frases tan extrañas como "los masones estuvieron aquí" o "el gran hermano te vigila".

 

Estos mensajes de broma entre los desarrolladores han llegado a algunos kits comerciales y, aunque sean frases inocentes y una especie de huevos de pascua para los usuarios, lo cierto es que Mitchell asegura en redes sociales que estos mensajes no deberían haber llegado a unidades vendidas al público. La empresa se enteró de que algunas frases habían sido "coladas" en las versiones finales pero, como no afectan a la jugabilidad, decidieron seguir adelante con la producción y venta de dichas unidades.