Cuando Electronic Arts presentó Apex Legends, muchos vieron en el horizonte al posible rival del imbatible Fortnite. El juego de Respawn Entertainment registró números envidiables en su lanzamiento, convirtiéndose en uno de los juegos más vistos en Twitch, y por supuesto, de los más jugados en todo el mundo. En la EA Play del E3 2019 se presentó la llegada de la Segunda Temporada con nuevo personaje incluido, pero parece que la propuesta no consigue enganchar a los jugadores como lo hacía antes.

El interés por el juego ha ido en caída constante desde hace un tiempo. Prácticamente desde el lanzamiento de Octane, los números no han reflejado nada bueno en las filas de Apex Legends, y por lo que parece no tiene pinta de que vaya a remontar. El juego ha bajado tanto en número de jugadores como de espectadores en plataformas de streaming. En Twitch, apenas llega a los 50.000 espectadores diarios, que es menos de la mitad de cuando experimentó su época dorada, en marzo de este año.

Acciones de Electronic Arts | Google

Este bajón continuado ha ocasionado que las acciones de Electronic Arts peguen una considerable bajada. Cuando salió Apex Legends, mucha gente invirtió en el proyecto ya que experimentó un crecimiento exponencial desde el principio, sin embargo, mucha gente está empezando a retirarse. El pico de precio de las acciones estaba cerca de los 105 dólares en sus orígenes, pero con el paso del tiempo el valor ha ido decreciendo hasta tocar un suelo de 92 dólares.

Ahora mismo, el precio oscila entre los 93 dólares, lo cual supone un agujero bastante importante en las arcas de Electronic Arts. Habrá que ver cómo evoluciona Apex, es poco probable que pase a la historia como flor de un día, pero desde luego no tiene el fuelle que demostró hace ya unos meses. De momento EA seguirá prestando servicio y el juego seguirá recibiendo actualizaciones, quizá con con nuevo contenido consiga remontar de nuevo.