Call of Duty es la saga de simuladores bélicos más famosa del mundo, y así lo respaldan sus asombrosas cifras de ventas año tras año. Uno de los éxitos históricos de la franquicia, que supuso un antes y un después en la saga, fue la inclusión del sistema de progresión en el multijugador online, conectando de esta forma cada partida entre sí e incentivando a los jugadores a seguir mejorando y ascendiendo categorías para lograr mejores recompensas.

Dicho sistema, junto a otros clásicos y que aún perduran como las rachas de bajas que recompensan al jugador al acumular bajas, fueron implementados en CoD 4: Modern Warfare, el que para muchos es considerado el mejor juego de la franquicia. El próximo viernes 25 de octubre llegará la nueva entrega de nombre casi homónimo: Call of Duty: Modern Warfare. Y con ella desaparecerá uno de los grandes sellos de la franquicia, precisamente integrado en el sistema de progresión: el sistema de prestigios.

Call of Duty: Modern Warfare | Activision

Este movimiento anunciado en el blog oficial del juego responde en buena parte a lo ya anunciado hace unos días y que os contamos en Neox Games; una línea de negocio a la que más y más compañías se suman con el paso del tiempo para lograr así más ingresos: introducir un pase de batalla. En el sistema de prestigios el jugador reiniciaba su nivel bloqueando todo el arsenal desbloqueado. En este sistema que plantea ahora Activision, denominado ''Officer Rank'', los jugadores no verán limitado su arsenal y podrán seguir desbloqueando nuevos complementos y armas a través de un sistema de temporadas, aunque muchos de ellos serán exclusivos para los jugadores de Call of Duty: Modern Warfare que hayan adquirido el mencionado pase de batalla.