¿Quién nos iba a decir que en pleno 2019 podríamos vivir todo tipo de aventuras? Y no, no hablamos de la épica de la saga Final Fantasy, la acción de GTA o el drama de Detroit: Become Human, por ejemplo. Nos referimos a esas historias en las que interpretamos a personajes de lo más variopinto.

Simuladores, entre comillas, en los que nos metemos en la piel de objetos inanimados. Y es que en los últimos años podemos disfrutar de juegos tan peculiares como por ejemplo Im A Bread, un título que como reza su propio nombre interpretamos a una tostada. Nuestra misión no será otra que recorrer la cocina, logrando la menor cantidad posible de suciedad por el camino.

Otro caso reciente y que no ha tardado en ganarse la curiosidad del público es Robot Vacuum Simulator X. Un juego que, como definen sus creadores, apuesta de lleno por el realismo gracias a localizaciones totalmente cotidianas y por supuesto diferentes opciones de cara al manejo del dispositivo. Como ya estaréis imaginando deberemos de dejar el hogar con los auténticos chorros del oro.

Im a Bread | Bossa Studios

Si buscas ese componente divertido a más no poder, pero sin desperdiciar el elemento realista anota en la lista Pigeon Simulator. Hablamos de un simulador de palomas en el que tendrás que pensar y actuar como uno de estos animales. Y sí, no te olvides de dejar tus heces esparcidas por todos lados, ya sean coches, suelo o viandantes.