El usuario japonés cbr6w ha revolucionado las redes sociales. Algo tan simple como una piedra ha sido capaz de captar la atención mediática debido a su parecido en tamaño y forma con las de un mando de consola. El descubrimiento ha dejado asombrado a miles de usuarios de todo el mundo que no han tardado en bautizar a la roca como ‘el gamepad más antiguo del planeta’.

Con casi 100.000 RTs y rozando la impresionante cifra del medio millón de Likes, la foto de este usuario japonés habla por sí sola. Tal y como puede apreciarse la roca guarda una más que obvia similitud con un mando. Entre los comentarios y respuestas al tweet han surgido varios nombres que comparan la roca con el gamepad de Xbox 360, pero también otros tan emblemáticos como el DualShock o el ProController de Wii.

Si le echamos un poco de imaginación no es difícil imaginar dónde estarían ubicados los botones del mando, los sticks o los ya clásicos gatillos inferiores y superiores. Ante un tweet tan viral como este no han faltado los comentarios divertidos. Desde ‘imagina lanzarlo a tu TV’ a ‘No eres un verdadero jugador si no has usado este mando’, son sólo unas pocas de las respuestas, algunas de ellas muy originales, que ha recibido el tweet.

 

La forma de la piedra en sí recuerda también a los mandos de las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft, es decir, PlayStation 5 y Xbox Series X respectivamente. En el caso de la plataforma de los de Redmond, las novedades son pocas a nivel de nuevas funciones. No ocurre lo mismo con DualSense, el gamepad de PlayStation 5. Sony en esta ocasión ha apostado por un mando completamente nuevo, alejándose por vez primera de DualShock, algo que no ha ocurrido en las cuatro generaciones de consolas de la empresa nipona.

DualSense no sólo supone una revolución para la propia Sony, sino también está llamado a convertirse en un referente para el resto de plataforma y la industria del videojuego. Con DualSense podremos sentir cada superficie y acción gracias a la incorporación de la tecnología háptica. Un diseño más ergonómico, sin olvidar la iconografía propia de los anteriores mandos de Sony, ofrecen un resultado más que convincente y que muchos ya están deseando echar el guante.