¿Alguna vez encontraré a mi media naranja? Posiblemente está pregunta te la has hecho en más de una ocasión. Encontrar a esa persona que nos guste, que además nos entienda, que aguante nuestras imperfecciones, que nos apoye y nos complete cada día no es una tarea muy sencilla. Si queremos encontrar a esa persona “especial” debemos esforzarnos un poco. Pero en el momento en que la encuentres, o creas encontrarla, ¿qué es lo que debes hacer para que la relación siga sana?

Para que cualquier relación personal continúe, tú mismo y la otra parte deben estar de acuerdo en muchas “cosas”, y estas “cosas” se vuelven aún más importantes si la relación es de carácter romántica. Una relación es dar y recibir, y para que continúe siendo una buena experiencia para las dos personas debe cuidarse y ser sana. Pero las relaciones son como son, y no siempre duran el tiempo que nos gustaría. Hay muchos factores que pueden determinar el fracaso de una relación, así que… ¿cuál es el secreto del éxito?

Cada relación es un mundo, por lo que no hay una única receta para que una relación dure. Sin embargo, la comunicación es un punto clave. Sin duda, se puede considerar una relación de larga duración, por lo que la lista igual esconde algún secreto. Como podéis imaginar, el método sigue varios puntos y ha servido de ayuda a muchos que buscaban su gran amor.

Pareja cenando | Pixabay

  • Si vamos a tener una pelea, ¡peleemos! Pero también hagamos las paces el mismo día.
  • Disfrutemos nuestras vidas ahora mismo.
  • ¡Compartamos el uno con el otro! Nuestros planes, alegrías y preocupaciones.
  • ¡Seamos abiertos y honestos al expresar nuestros sentimientos con palabras! A veces puedes entender cómo se siente tu pareja sin que te lo diga, pero… ¿no es lindo escucharlo?
  • Cuando tengamos una idea, ¡hagámosla realidad!
  • ¡Digámonos si cometemos un error o si causamos un problema! Morderse la lengua no es bueno.
  • ¡Nunca digamos mentiras que lastiman! Pero está bien mentir si se trata de una feliz sorpresa.
  • Tomémonos de la mano, sin importar cuántos años hemos estado juntos.
  • Tengamos un lado abierto y honesto de nosotros mismos.
  • A veces, tenemos que soportar cosas que no nos gustan.
  • Nunca olvidemos el apreciarnos mutuamente, sin importar qué esté sucediendo.

Puede parecer algo que muchos ya conocían, pero no han sido pocos los japoneses que siguiendo los puntos expuestos, sin conocerlos con anterioridad en muchos casos, han logrado que su relación se amplíe durante años. Por supuesto, las personas no somos perfectas y, aunque siempre tenemos esta u otra lista en mente, diferentes estados de ánimo pueden hacer que esta se nos olvide. Por lo que no parece una mala opción tenerla colgada de la puerta del frigorífico. ¿Tú qué opinas?