Neox Games » Noticias » Actualidad

GAFAS MUY EXTRAÑAS

Digno de una película de terror: Así es como la realidad virtual puede convertirse en una experiencia inquietante

Facebook trabaja en unas nuevas gafas de realidad virtual pero su aspecto es cuanto menos peculiar.

Digno de una película de terror: Así es como la realidad virtual puede convertirse en una experiencia inquietante

Facebook Reality Labs Research Digno de una película de terror: Así es como la realidad virtual puede convertirse en una experiencia inquietante

Publicidad

Son muchos quienes todavía se muestran reacios al uso de las gafas de realidad virtual. El hecho de tener un casco o dispositivo sobre nuestra cabeza que nos priva de ver qué tenemos a nuestro alrededor es un punto flaco, sin duda. Facebook está trabajando en nuevo dispositivo, siendo su principal diferencia con respecto a anteriores productos el poder ver los ojos del jugador.

Habéis leído bien: unas gafas que permiten proyectar los ojos de todos aquellos que llevan equipado el casco. ¿Útiles? Bueno, ahí ya no entramos, eso dependerá de si os gusta apreciar el movimiento de los ojos mientras alguien juega. De lo que sí podemos estar seguros es que el aspecto que se consigue es extraño, propio de una película de terror.

Aunque es llamativo, son muchos los que se preguntan la utilidad real de estas gafas

 

El culpable de esta idea tan peculiar es Nathan Matsuda, uno de los científicos de Facebook Reality Labs. Aunque el proyecto lleva en marcha desde 2019, no ha sido hasta ahora cuando Nathan ha logrado unos resultados óptimos. ¿El truco? Introducir unas cámaras dentro de las propias gafas de VR.

El proyecto de estas atípicas gafas de realidad virtual nace con la idea de 'romper' la barrera entre la VR pero también la aumentada. Su funcionamiento, tal y como explican en una actualización del blog de Facebook, se activaría una vez el jugador está inmerso por completo en el juego o aplicación. El vídeo mostrado por Facebook muestra su funcionamiento, y como podéis el resultado llega a resultar incluso incómodo.

Publicidad