Árboles de Navidad hay muchos y de lo más variado. Están los que prefieren los de gran tamaño. Otros, en cambio, apuestan por unas dimensiones medianas pero cuentan con infinidad de luces. Sea como fuere, y aunque presumas del que es uno de los elementos más emblemáticos de la Navidad, jamás podrás igualar el árbol de Jordy Moss.

Jordy es un ingeniero que ha dado un giro de 180º a cualquier árbol de Navidad que se había hecho hasta la fecha: introducir el archiconocido juego de Snake. Por si te lo estás preguntando, sí, esta versión del popular título de Nokia 3310 es perfectamente jugable.

El ingeniero ha utilizado sus conocimientos en el campo de la electrónica para crear el árbol de Navidad definitivo para toda la familia. Utilizando las propias bolas que decoran a modo de adorno, junto al mando de PlayStation 4, podremos disfrutar del videojuego como nunca antes habíamos visto hasta la fecha.

 

La idea comenzó en el perfil personal del propio Jordy en Twitter. Preguntó a sus seguidores qué tipo de juego le gustaría que creara. Muchas de las peticiones mencionaron al clásico Snake, dicho y hecho. Tras más de 100 horas invertidas, y algunos problemas técnicos relacionados con sus gatos, el proyecto de Jordy se transformó en algo real: Snake era jugable con un mando de PlayStation 4 y en un árbol de Navidad.

A través de su cuenta en YouTube, el ingeniero fue documentando el proceso. Por supuesto no falta el vídeo final. En él podemos ver como las propias bolas de Navidad se convierten en el elemento a recoger por la serpiente, agrandando su tamaño por todo el ancho del árbol.