¿Cuál es el verdadero motivo de participar en un torneo de eSports? Algunos lo hacen por el prestigio. Otros por darse a conocer y que algún equipo grande consiga ficharlos. Por supuesto también están los que participan por alcanzar el primer puesto y por ende el suculento premio. Pero, ¿y si os decimos que uno de los mayores torneos del mundo de videojuegos tiene como recompensa un mando?

Sí, habéis leído bien. Se trata de Super Smas Bros. Ultimate, el videojuego más vendido de lucha del mundo y cuyo premio a ojos de no pocos usuarios debería cambiar. Viajamos hasta Japón, lugar donde se ha celebrado la EVO Japan 2020, el torneo de este tipo de juegos más destacado del país nipón. Allí encontramos varios de los títulos más importantes del género como Tekken 7, Street Fighter V o SoulCalibur 7.

Mientras que en la mayoría de los casos hablamos de premios para el ganador que oscilan entre los 4.000 y 10.000 euros, en Super Smash Bros. Ultimate el mejor jugador del torneo era premiado con un mando decorado con motivos del videojuego. Puede parecer a ojos de los coleccionistas algo realmente importante y destacable, pero si tenemos en cuenta que el modelo base del mando tiene un precio en tiendas de 50 euros y que su único distintivo es el logo de Smash Bros en dorado, pues la cosa cambia. ¡Cualquiera podría hacerlo!

Por si fuera y sirva como anécdota de la última edición del EVO Japan 2020, cuando Sakurai y máximo responsable de Super Smash Bros. Ultimate subió al escenario para entregar el premio - ese mando de Nintendo Switch del que ya hemos hablado - éste termina en el suelo.

Como decíamos líneas atrás, en este tipo de torneos el prestigio por labrarse un nombre y entrar en la lista de jugadores imbatibles y por ende el mejor del mundo suelen ser habituales, pero es imposible negar que el premio es importante. Dicho esto, nadie va a quitarle el puesto a Nintendo de tener la franquicia más destacada y vendida en la actualidad dentro del panorama de los videojuegos de lucha. Su imponente elenco de personajes y una jugabilidad medida al milímetro han convertido a Super Smash Bros. Ultimate en la marca que todos desean para su consola.