En pleno auge de los PCs, son cada vez más los usuarios que se decantan por esta plataforma para disfrutar de los videojuegos más exigentes. A día de hoy es posible montar un equipo por un precio no muy superior al de una consola, disfrutando de innumerables títulos gratuitos, ofertas casi infinitas y por supuesto una comunidad que no hace más que ir en aumento.

Entre las piezas que más se suelen mirar con lupa a la hora de actualizar destacan sin lugar a dudas las tarjetas gráficas y los procesadores. Éstos últimos son empleados incluso en torneos por equipos profesionales en la informática y que llevan a un nuevo nivel las características de las CPU. Se trata de competiciones en las que acompañados por nitrógeno líquido y una velocidad predeterminada tratan de aumentar ésta lo máximo posible.

Si para algunos este tipo de desafíos pueden suponer toda una rareza, espera a conocer el reto de Tom’s Hardware. La popular web de informática ha empleado uno de los procesadores más potentes del mercado, el Ryzen 9 3900X de AMD, junto al Intel Core i9-9980XE para, atentos, ¡cocinar tortitas!

 

Sí, has leído bien. Una auténtica herejía para los fans de este hobby pero que sea ha hecho realidad gracias a las altas temperaturas alcanzadas por ambos procesadores. En el caso del procesador de Intel, éste llegó a superar incluso los 100ºC, ahí es nada. No hace falta decir que este tipo de retos no deben repetirse ni por asomo en vuestra casa, en parte porque no querréis perder el preciado ordenador, ¿verdad? En lo que a resultados se refiere, si bien no fueron perfectos, la tortita como tal sí que llegó a materializarse en un tiempo de 18 minutos.